[REVIEW] Rainbow Six: Siege (PS4)

La muerte es una contradicción en este nuevo shooter, y lo digo por que muchas veces no supe como acabe tendido en el piso. Rainbow Six Siege no será un día de camping con dulces y demases, en absoluto.
Las primeras entregas en la serie de Tom Clancy fueron muy popular por sus inolvidables y por su gran aproximación a lo que es simulación en combate virtual, y cuando sus últimos títulos trataron de hacerlo más accesible, fallaron, exceptuando el grandísimo Rainbow Six las Vegas, un titulo que en lo personal disfrute mucho. Siege no es solo una vuelta a sus inicios, y no apuntando a otros juegos como COD o Halo, sino más bien el mítico Counter Strike.

Para este Rainbow Six Siege existen 10 misiones para modo individual, que estarán incluidas a través de 10 mapas en el modo multijugador, que incluye mecánicas como el abrirse paso o break trough, que es la primera misión y es una suerte de entrenamiento mas que nada, lo que le da al jugador individual, en el modo Caza al Terrorista, la opción de escoger el mapa y la dificultad, para proceder a limpiar el escenario de enemigos. Esta opción se refleja de manera positiva, debido a que es un adelanto para lo que será la experiencia en modo multiplayer.

rainbowsix

Uno de los aspectos más llamativos en Siege es el construir: cada nivel está construido con uno o más estructuras, las cuales deben ser destruidas o asaltadas por el equipo atacante o defendida según tu equipo. En Siege los atacantes pueden usar rappel para subir o bajar de un edificio, entrar a través de las ventanas o ciertos muros, y estando adentro de los edificios incluso a través de los pisos. Ellos pueden colgarse boca abajo, romper un vidrio introduciendo la pistola y disparar desde esa posición, si los atacantes pasan por un muro delgado en el cual estas escondido y puedes atravesar para atacarlos por sorpresa.

rainbowsix2

El realismo es completo en Siege, prácticamente todo el escenario puede ser destruido, las cerraduras de puertas con balazos o ataques desarmados, así como las balas pueden atravesar cristales, maderas y ciertos tipos de muros, además los explosivos pueden ser usados para destruir vidrios o muros no reforzados. Las distintas formas de llegar al enemigo son innumerables.

Los movimientos en Siege también mas realistas, acá no darás saltos de un lado para otro para lograr evitar los disparos como en otros juegos, por el contrario el peso y los mínimos movimientos pasan a ser imprescindibles a la hora de salir vivo de algún combate, dando líneas de visión de una lado a otro al llegar al borde de un muro para tratar de exponer al mínimo tu personaje a un ataque de algún enemigo escondido. En esencia Siege por sus controles y estilo, da pie a lo que muchos jugadores de FPS odian, el “camping”, esconderte en un lugar y esperar a que los otros jugadores vengan por ti, masacrándolos uno a uno, todo esto mezclado con escenarios desbastados y un sonido excepcional. El sonido es una parte clave, te permitirá detectar desde que lugar serás atacado, evitándote ser tomado por sorpresa, escucharas a veces los drones sobre volar el área o una barrera de madera ser destruida a la distancia, sabiendo que los atacantes vienen en camino.

tom_clancys_rainbow_six_siege_hd_picture

El modo de juego con rehenes es una de las más interesantes, ya que es obvio que un disparo mal direccionado podría acabar con la vida de este, otra parte importante es que los atacantes deben extraer al rehén del edificio, lo que le da la oportunidad a uno de los sobrevivientes del equipo contrario contraatacar.

Esto no es un juego donde los jugadores corren el uno al otro, sino un shooter táctico construido alrededor del elemento sorpresa. El escenario significa mucho a la hora de atacar y ser atacado. La tecnología de destrucción no es un simple truco, sino que se utiliza para dar niveles de asedio un dinamismo que contrasta fuertemente con los mapas “estáticos” de Counter-Strike.

Ubisoft apuesta por los DLCs dejando a veces la sensación de que el juego no esta completo hasta que no los compres.  La pena es que debajo de todo es uno de los mejores juegos FPS que Ubisoft ha hecho en años, y un regreso espectacular para formar para el renacer  Rainbow Six. Este es un juego de acción con consecuencias –si estas en un mal ángulo o una posición morirás mucho antes de que te des cuenta de donde viene la bala. Counter-Strike sigue siendo el rey de los FPS competitivo, pero, con un poco de amor y mejores decisiones de negocio, Rainbow Six: Siege puede ser un serio contendiente.

Skullfran.

One Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.