AMD y Microsoft anuncian la llegada de la tecnología FreeSync a Xbox One S y Xbox One X

AMD y Microsoft ofrecen un juego sin tearing en las consolas con el soporte para Radeon FreeSync en Xbox One S y Xbox One X

Tasas de refresco que no coinciden y la alta latencia pueden arruinar la experiencia de juego, ya estemos jugando a un shooter o a nuestro juego de rol favorito.

Para poner fin a esos problemas de experiencia de juego en la consola, AMD y Microsoft han anunciado el soporte para la tecnología Radeon FreeSync en Xbox One S y Xbox One X, ofreciendo la solución más adoptada en la industria para juegos fluidos a los millones de jugadores de Xbox One en todo el mundo.

Han pasado tres años desde que AMD introdujo su tecnología FreeSync, y se ha convertido en la opción por excelencia para el juego sin interrupciones. Así es como se benefician los jugadores de la tecnología FreeSync:

· No más juegos entrecortados: la tecnología FreeSync sincroniza la velocidad de actualización de una pantalla con la velocidad de fotogramas de las tarjetas gráficas Radeon compatibles, para eliminar problemas visuales como el tearing de la pantalla, el input lag y el stuttering.

· Ecosistema abierto, más opciones: Con más del doble de monitores FreeSync disponibles que los que integran la tecnología de la competencia, a menudo más costosa, la industria ha respaldado estándares abiertos con más de 240 pantallas compatibles con FreeSync en el mercado de más de 20 fabricantes.

· Gaming HDR de baja latencia: Anunciado el año pasado, FreeSync 2 ofrece píxeles de baja latencia y alto brillo, excelentes niveles de negro y una amplia gama de colores para mostrar contenido de alto rango dinámico (HDR), para un gaming HDR plug-and-play combinado con la experiencia sin tartamudeos que los jugadores esperan de FreeSync.

Con FreeSync y un monitor compatible, los títulos que no lleguen a estar bloqueados a 30 fps o 60 fps con sincronización vertical activada eliminarán ese molesto tearing de la imagen. En Xbox One S (con una GPU algo subida de vueltas) y One X (directamente, con una nueva generación en cuanto a su chip gráfico) esto ayudará a eliminar este error de imagen y, además, poder seguir mostrando imagen HDR gracias a la compatibilidad de FreeSync 2 con esta tecnología de iluminación.

Que One S y One X sean compatibles, además, con resolución 1440p de forma nativa también es una buena noticia. Y es que, si tenemos un monitor con esa resolución, la consola no tendrá que hacer ningún cálculo adicional para adaptar la señal 4K mediante supersampling a 1440p. Directamente, se mostrará la resolución nativa 1440p, mejorando así la calidad de imagen.

Algo interesante, aunque esto es una suposición, es la llegada de televisores con tasa de refresco variable a lo largo de los próximos meses. Y es que, FreeSync 2 es una tecnología compatible con el estándar HDMI y contar con Xbox One S, One X y un televisor (no un monitor) ”compatible” con FreeSync 2 dará muchas alegrías a los más jugones.

Los jugadores pueden habilitar FreeSync en el menú de la consola con una pantalla FreeSync conectada a través de HDMI.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.