[REVIEW] Dixit

El objetivo de Dixit es adivinar una carta a partir de pistas que se dan en forma de frase o narración. Se trata de un juego muy sencillo y entretenido, que presenta ilustraciones preciosas y bastante curiosas.

N° de Jugadores 4–6 Jugadores (Mejor 5 – 6)
Restricción de edad 6+ años
Tiempo de Juego 30 min. Aprox. (a veces puede durar horas)
Categoría Humor, Party Game, Familiar, Juego de Cartas
Fabricado Libellud
Editado Libellud
Distribuido Libellud
Año de Publicación 2008
Autores Jean-Louis Roubira
Ilustraciones Marie Cardouat

Contenido

Cartas Tamaño
84 Cartas ilustradas 80 x 120 mm
6 conejos de madera
36 Fichas de votación
1 marcador de puntación (queda dentro de la caja)
1 libro de reglas

Antes de partir:

Dixit tiene varias expansiones, y otras tantas versiones de juego base. La que hablaré el día de hoy es solo el juego base. De lo otro me referiré próximamente en futuras reviews. Atentos. 

Si me preguntas a mí, en lo personal, y sin ánimo de apoyar una u otra categoría de juego, o sin saber si eres jugador ocasional, o jugador nuevo, o jugador que lleva años en esto, no importa la edad, ni el género. Si me preguntas algún juego que recomiende, siempre, carta fija y a ojos cerrados es Dixit. Un clásico que muchos conocen pero siempre hay alguno que no lo ha visto y/o no lo ha escuchado nunca.

Un juego simple, de reglas muy básicas y claras, que todo el mundo puede disfrutar y que de seguro llegará el comentario de “¿Dónde compraste esa maravilla?” o el clásico “¿Y hay más juegos así?”

Dixit, es un juego ganador de múltiples premios, entre ellos prestigioso  Spiel des Jahres el año 2010, y que creo que todo el mundo debe obligatoriamente conocer. Esto porque casi todos los juegos de mesa (o en su mayoría) prueban o desafían tu lógica, ingenio, o incluso la destreza. En cambio, Dixit prueba tu capacidad jugar tanto con tu imaginación como la de tus amigos.

Hagamos un pequeño ejercicio, quiero que imagines por un momento en las novelas más hermosas que leía tu madre en la cabecera de tu diminuta cama cuando eras solo un niño(a). Trata de recordar el hermoso viaje a llanuras plagadas de verde, ese olor hierba recién cortada, el hermoso paisaje, los guerreros, los malvados monstruos, la princesa, los cuentos de hadas e infinitas aventuras de esos personajes tan entrañables, el surrealismo que vivías casi en carne propia por unos minutos antes de dormir. Bueno, Dixit reflejó todo eso en bellísimas cartas perfectamente ilustradas y que te hacen decir “¿Por qué no existe esto en la vida real?”. Si llegas a decir, “es que estas cartas son pequeñas obras de arte”, “Podríamos enmarcarlas”. Entonces, felicidades, eres de los míos.

Pero todo esto también se traduce en un juego redondo, muy fácil de jugar, y de explicar a la abuela, a los tíos del sur (y del norte), a los amigos que jamás han jugado un juego de mesa o los que no pasan del carioca, brizca y poto sucio… y hasta los niños (en especialmente a ellos. Cuando jueguen con ellos, se recordarán de estas palabras y me encontrarán la razón, solo recuérdalo).

Pero para saber de qué estamos hablando tenemos que explicar más o menos la mecánica del juego.

Juegas con 6 cartas en la mano que sostienes egoístamente para que nadie las vea, así como mano de póker. Suena intrigante ¿cierto? Bueno, pero estas cartas no tienen nada escrito, no tiene reglas, ni instrucciones, solo se presenta una imagen algo extraña, abstracta, fantástica y que carece de mucho sentido.

En tú turno, pasas a ser el “cuenta-cuentos”, y como tal, debes elegir una de esas 6 cartas que tienes en tu mano y decir un concepto, título o una descripción de esa carta (puede ser incluso un poema, un sonido, un baile o una canción. Si lo haces no ganaras más puntos pero si ganaras una gran ovación del grupo de jugadores, de seguro) y que deberás anunciar al resto de jugadores en voz alta pero sin mostrar dicha carta. Entonces, todo el mundo seleccionará una de sus tarjetas la imagen que pueda coincidir con la descripción indicada por ti y entregaran dichas cartas al “cuenta-cuentos”. Luego, el que recibe todas las tarjetas las mezclará ágilmente y en secreto, para luego poner cada carta boca arriba en la mesa para que todos las vean.

Con la excepción del “cuenta-cuentos”, todo el mundo votará, en secreto, por la carta que crean es la del “cuenta-cuentos”. Adivinar correctamente otorgará puntos, al igual que otras personas que voten por su carta.

Pero debes ser cuidadoso. El “cuenta-cuentos” solo consigue puntos si algunos jugadores votan por su carta correctamente. Si es muy obvio y todos votan por su carta significa que todos los demás jugadores ganan puntos y el quedará mirando con la mayor tristeza del mundo como todos ganan los preciados puntos, menos él. Y claro está, si el concepto fue muy difícil y nadie votó por la carta del “cuenta-cuentos” entonces ocurre exactamente lo mismo.

El primero que llega a 30 puntos, gana. Aunque eso después de 6 rondas pasa a segundo plano, ya que la gente no quiere parar de jugar y le interesa muy poco quien gane o pierda, si no que están más que maravillados con el arte del juego y las risotadas que dan los diferentes conceptos.

Y eso es todo, esas son las reglas del juego. Como ven, las reglas caben casi en un ‘post-it’ amarillo, fácil de explicar, fácil de enseñar. Pero no crean que el juego es tan fácil. El reto que deja Dixit a los jugadores no es tan simple –el ser misterioso en el concepto, pero no tan misterioso- es tan complejamente diferente a todo lo que alguna vez has visto que es lejos el ingrediente más sabroso del juego. Solo dale 2 o 3 rondas y la gente ya quiere jugar una vez y luego otra vez, y luego otra vez.

Para mí, siempre es mi “caballito de batalla”. He conocido casos de educadoras de párvulos, psicopedagogos, doctores, psicólogos, y terapeutas que trabajan con Dixit para multipropósitos (hasta un test de Rocha mil veces más genial) y en verdad que con muy buenos resultados.

En conclusión, un juegazo que no debe faltar en ninguna ludoteca.

¿Conocías el juego?, ¿Lo has jugado?, ¿Primera vez que lo escuchas?, ¿Lo tienes o lo quieres?, háganme sus comentarios abajo con toda confianza.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.