[REVIEW] Star Wars Battlefront II

Después de probar por algunos días esta nueva entrega del estudio sueco DICE: Star Wars Battlefront II, queremos compartir nuestra experiencia de esta segunda parte que subsana muchos de los errores cometidos en su precipitada primera entrega, esta nueva entrega llega con más contenido, nuevas opciones de juego, un fantástico acabado audiovisual y el esperadísimo modo campaña.

Por primera vez en la nueva generación Battlefront tiene una campaña. La idea no es para nada mala: poner el foco en el lado oscuro. Es una parte interesante desde el punto de vista de la narrativa desde que lo metemos dentro del canon. Es interesante puesto que cuenta la historia alrededor de la batalla de Endor y la destrucción de la famosísima segunda Estrella de la Muerte (spoiler, final de El Retorno del Jedi). El inicio de la campaña es espectacular en todo los sentidos, y pone de relieve el buen hacer de DICE en este sentido.

Además hay un detalles muy interesante que es el caldo de cultivo para ver con mayor profundidad en el futuro de la saga: las transiciones. Es algo que sorprende enormemente cada vez que pasa, pasar de un FPS a tercera persona en un nave, sin cargas, sin cinemáticas hechas con otro motor. En Battlefront II son increíblemente suaves, y aumentan enormemente la inmersión dentro del juego y son, junto con la jugabilidad dinámica de combinar las tres formas de juego que hemos visto en el online, incluyendo batallas especiales, lo más acertado de esta mini campaña que acompaña esta nueva entrega del juego.

El control sigue siendo tan preciso, rápido y dinámico como lo recordábamos, aunque en esta ocasión se han añadido novedades interesantes: la primera de ellas es el nuevo sistema de recarga, el cual nos permitirá enfriar el arma antes de que se sobrecaliente o bien acertar con el timing para realizar una recarga más rápida. Otro aspecto novedoso que nos ha gustado mucho es el sistema de puntuación para obtener héroes, clases especiales o vehículos.

La anterior entrega se basaba en encontrar los objetos de activación por el escenario, sin embargo, ahora se premiará nuestra habilidad, ya que a medida que vayamos obteniendo puntos iremos accediendo a estas recompensas. De esta forma, llegado el momento decidiremos si utilizar los puntos para jugar con una clase especial o bien acumularlos para reaparecer más adelante con un héroe. Lo mismo sucede con las naves y transportes de tierra, encontrando aquí un nutrido plantel de vehículos. Por último, se ha incorporado un sistema de reaparición por escuadras que funciona muy bien y que favorece el trabajo en equipo.

Podremos jugar con la cámara en primera o tercera persona, salvo con los héroes.

Más allá de estos ligeros retoques, lo cierto es que Battlefront II mantiene casi intacta su jugabilidad y, ya sea con teclado y ratón o con mando, vamos a disfrutar de una experiencia muy divertida y exigente, encontrando también una curva de aprendizaje bien medida que permitirá que todo tipo de usuarios puedan disfrutar jugando.

Se ha realizado un minucioso trabajo de captura facial y corporal, consiguiendo con ello unas cinemáticas de gran nivel.

El titulo no se enfoca en la campaña ya que una vez más esta orientado al multijugador. Sin embargo, sí que es uno de los modos más esperados.. esta empieza protagonizada por Iden Versio, la comandante del Escuadrón Infernal del Imperio Galáctico. Nuestra heroína es testigo de la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte, lo que supone un duro varapalo para el Imperio que, sin embargo, le encarga una serie de misiones para tratar de recomponer su dominio sobre la Galaxia.

Las mecánicas de juego durante las 13 misiones disponibles (incluyendo el prólogo) son muy similares a lo que podemos disfrutar en los distintos modos multijugador. Básicamente, nos dedicamos a disparar a todo lo que se mueve. Es cierto que Motive ha tratado de ofrecernos algo más. Algo que no podamos disfrutar en el resto de modos de juego y, por eso, han introducido dos mecánicas exclusivas del modo historia: el sigilo y el uso de un robot para hackear todo tipo de dispositivos o electrocutar a nuestros enemigos. Sin embargo, la realidad es que tanto el diseño de niveles como la colocación de los enemigos hace poco menos que imposible el pasar desapercibidos y el asunto acaba siempre a tiros. No es algo malo de por sí, nos encantan los tiros, pero hay que avisarlo. Las mecánicas de sigilo y de hackeo no están muy bien explotadas ni son demasiado profundas que digamos.

Multijugador

Aunque la campaña puede suponer un motivo de peso para adentrarse en Battlefront II, lo cierto es que el eje principal de su propuesta se vincula al multijugador. En este sentido, DICE ha creado una experiencia igual de divertida y adictiva que la original, pero ahora con más opciones de juego y una enorme cantidad de contenido proveniente de las tres épocas cinematográficas.

En total vamos a contar con cuatro clases principales: Asalto, Pesado, Oficial y Especialista. Cada una de ellas tendrá tres habilidades activas y tres pasivas, pudiendo mejorarlas utilizando piezas, y cambiarlas al obtener cartas en las cajas de recompensa. Gracias a este sistema podremos modificar sustancialmente el enfoque jugable de cada clase, aunque nunca perderán su esencia. Además de estas clases básicas encontramos dos especiales: Ejecutor y Aéreo, ambas con características únicas y tres habilidades pasivas para mejorar.

Otro punto que ha crecido sustancialmente es el relacionado con los héroes, encontrando ahora un plantel con 14 personajes llegados de las tres épocas y algunos tan conocidos como Luke Skywalker, Kylo Ren o Han solo. Todos ellos han sido perfectamente diseñados a nivel visual y jugable, pudiendo en este caso modificar sus tres habilidades pasivas mediante cartas. Por último, el número de armas y vehículos terrestres y aéreos ha aumentado, algo que también aportará más variedad a las partidas gracias ya que podremos modificar sus habilidades pasivas.

Sin duda, el problema de Battlefront II no es el contenido, sino el sistema de progresión, el cual está vinculado a las cajas de loot y por lo tanto a los micropagos. El título cuenta con cajas de recompensa que iremos adquiriendo con créditos del juego, ya sea disputando partidas multijugador, jugando la campaña o cumpliendo logros; así como usando cristales, los cuales obtendremos pagando con dinero real, algo que permitirá una progresión más rápida. Las cajas de loot acelerarán el avance de aquellos jugadores que las compren con dinero real.
Gracias a estas cajas obtendremos cartas que nos darán habilidades activas y pasivas para soldados, héroes y vehículos, así como gestos, poses de victoria, créditos o piezas. De esta forma, se altera el equilibrio del online, algo que DICE ha intentado paliar eliminando las cartas épicas de las cajas y bloqueando ciertas mejoras al asociarlas al uso de las distintas clases. Por último, ciertas cartas solo podrán subir de nivel si cumplimos una serie de requisitos, lo que impide potenciar a un personaje descontroladamente.

Modos de juego

En lo jugable no hay tantas buenas noticias para la parte off-line, y lo mejor que se puede decir del juego es que intenta lograr cierta variedad en su ritmo. Para ello alterna con mediana habilidad algunas fases en las que se nos anima a utilizar el sigilo, en ocasiones hay secciones en las que pilotamos naves espaciales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así la cosa es divertida cuando hay batallas galácticas, aunque no demasiado profunda claro. Por otra parte baja notablemente cuando nos obliga a ir del punto A al B arrasando con todo, porque ni las localizaciones parecen especialmente ideadas para sacarles partido en solitario ni se ofrecen las dinámicas necesarias para mantener el interés. Y tampoco funcionan adecuadamente las secciones en las que se nos anima a abrirnos paso sin hacer un escándalo, puesto que el sigilo es tan rudimentario como cabía esperar de un videojuego focalizado con tanta fuerza en ser el shooter on-line de moda.

Más allá de las polémicas surgidas con los micropagos, lo cierto es que el multijugador de Battlefront II es tremendamente divertido y extenso. El modo más espectacular es Asalto Galáctico, en el que dos equipos de 20 jugadores se enfrentarán en enormes mapas para cumplir una serie de objetivos, una experiencia que poco o nada tiene que envidiar a los mejores momentos de la campaña. Sin duda, esta propuesta jugable, aunque está algo desequilibrada entre ataque y defensa, es la más adictiva y su perfecta mezcla entre combates terrestres y aéreos hará las delicias de los fans.

Otra opción muy llamativa es Asalto de Cazas Estelares, un modo en el que 24 jugadores divididos en dos equipos se enfrentarán en alucinantes batallas espaciales por objetivos. Esta vertiente es pura adrenalina y nos hará disfrutar de enfrentamientos espaciales llenos de emoción, muy parecidos a los que desde hace décadas hemos visto en las películas de Star Wars.

Para disminuir el tamaño del conflicto también encontramos Héroes y Villanos, una opción de juego en la que 8 héroes tendrán que matar a un jugador concreto del otro equipo y defender al propio, algo que dejará combates muy emocionantes. Volviendo a la vertiente más shooter de la propuesta encontramos Ataque, un modo para 16 jugadores con pequeños objetivos, y Estallido, una opción centrada en el combate cercano en el que lucharán dos equipos de 10 jugadores cada uno.

Todas estas opciones de juego contarán con una gran cantidad de contenido; para los modos clásicos tendremos 11 mapas en localizaciones tan conocidas como Kamino, Jakku, Hoth o Tatooine. Estos han sido perfectamente recreados a nivel audiovisual y son de un gran tamaño. Para las batallas aéreas dispondremos de 5 ubicaciones como Ryloth, Endor o Regiones Desconocidas. Por último, no debemos olvidar que se incorporan un total de 14 héroes y 9 naves especiales, algunas tan míticas como el Halcón Milenario o la Cimitarra de Darth Maul.

Desafíos arcade

Hay algunas otras partes de menor interés como el Arcade, que nos invita a luchar en solitario contra soldados dirigidos por la IA y que nos permite luchar con héroes del Lado Luminoso u Oscuro en distintos escenarios con el aliciente de enfrentarnos a desafíos específicos o a otros enteramente personalizados. Como hemos dicho antes, abriendo este apartado del análisis, al final Star Wars Battlefront 2 nos brinda muchos cauces para destinar horas y horas de entretenimiento y, por si esto fuera poco, esta vez incluye todos los DLC de carácter gratuito para el futuro, así que se intuyen unos próximos meses cargados de contenidos con los que seguir alimentando su propuesta.

Si algo ha caracterizado siempre a la saga Star Wars es la espectacularidad de su conjunto audiovisual, algo que ya en la primera entrega pudimos disfrutar. Sin embargo, para esta segunda parte la calidad ha dado un salto y encontramos un acabado gráfico sensacional. No solo es que el título pueda llegar a moverse a 4K y 60 fotogramas por segundo sin ningún problema de rendimiento, es que además el acabado visual de los escenarios es increíble. El nivel de detalles es fantástico, la calidad de las texturas tremendamente realistas y tanto el sistema de iluminación como de partículas consiguen unos resultados realmente geniales tanto en el multijugador como en su cinematográfica campaña, donde los niveles de calidad son si cabe superiores.

El título llega optimizado para Xbox One X con mejor resolución y HDR.

La gran calidad gráfica se ve potenciada sustancialmente por la increíble composición sonora. Los efectos de sonido son tremendamente potentes y consiguen darnos un feedback directo de la escala del combate y la potencia de las armas, algo que se ve de forma mucho más clara cuando pilotamos un vehículo aéreo o terrestre, momento en el que nos sentiremos sobrecogidos por su potencia de fuego. Este sobresaliente apartado va acompañado de una banda sonora con melodías clásicas de la saga y nuevas composiciones que encajan perfectamente con el tono habitual de la franquicia, consiguiendo con ello la calidad esperada. Por último, el título llega completamente doblado al castellano, haciendo uso de un reparto de voces bien seleccionadas y con una gran interpretación.

Una extraordinaria banda sonora y un estupendo doblaje a nuestro idioma redondean un apartado sonoro de sobresaliente. Lo que nos ha llamado la atención también es la cantidad de faltas de ortografía que hay en la traducción al español en los textos. Errores que suponemos se arreglarán con alguna actualización.

 

Star Wars Battlefront 2 parece haber nacido para cumplir los deseos de los aficionados. Sin ser el colmo de la profundidad, el multijugador es colosal en cuanto a épica, y la campaña, sin ser precisamente memorable y con importantes déficits jugables, sí puede agradar a los más fans. Pero la gente quería también cosas como contenidos descargables gratuitos o batallas galácticas, y el juego de DICE ha respondido con rotundidad. Eso sí, a cambio se han implementado mecánicas de progresión discutibles, y se ha dejado casi todo en manos de un componente aleatorio de cajas de botín que no nos parece la forma idónea de recompensar al jugador. Así que, de todo esto extraemos una valiosa lección: ten cuidado con lo que deseas.

Lo mejor
El apartado técnico, con unos gráficos y una banda sonora soberbios. El plan de actualizaciones gratis. La campaña, el multijugador y el arcade ofrecen una enorme cantidad de contenido.

Lo peor
La campaña entretiene sin ofrecer mucha novedad. Las cajas de botín, que no deberían existir en ningún juego.

 

Hemos realizado este análisis en su versión de Xbox One con un código de descarga que nos ha proporcionado Electronic Arts.

Star Wars Battlefront 2 Ya se encuentra disponible para PS4, PC y Xbox One.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.