Samsung Galaxy se corona Campeón Mundial de League of Legends

Samsung Galaxy entró a la historia de los Esports al cortar la racha de títulos mundiales de SKT T1

En la final del Campeonato Mundial de League of Legends, el equipo coreano Samsung Galaxy logró lo que hasta hace algunas horas parecía imposible: derrotar al equipo más dominante de la historia de los Esports, el tricampeón mundial SK Telecom T1, en una serie perfecta de 3 victorias a cero.

Hasta hoy SKT T1 nunca había perdido una serie a mejor de 5 juegos en un mundial, pero Cuvee, Ambition, Crown, Ruler y CoreJJ, integrantes de Samsung Galaxy exhibieron una coordinación magistral, que forzó a los campeones defensores a jugar a la defensiva por casi toda la serie; sorprendiendo a su rival, al igual que a las 60 mil personas que llenaron el estadio nacional de Beijing y las decenas de millones que asistieron a la final a través de los streams oficiales de Riot Games.

Esta victoria se convierte en la reivindicación de Samsung Galaxy que en la final del mundial de 2016 había perdido ante SKT. Y también una reivindicación personal para Park “Ruler” Jae-hyuk, tirador de Samsung, pues un error suyo en el juego definitivo les costó el título en 2016 y este año fue la estrella de la jugada final que definió la victoria en el tercer juego.

Kang “Ambition” Chan-yong, el jungla de Samsung Galaxy, fue la figura de la final. Su presencia ayudó a establecer un dominio en la visión del mapa que fue determinante en las tres victorias y, junto con Lee “Crown” Min-ho, lograron contener a Lee “Faker” Sang-hyeok, la estrella de SKT T1, reconocido como el mejor jugador de League of Legends del mundo, quien en esta ocasión a pesar de sus esfuerzos no pudo guiar a su equipo hacia el cuarto campeonato mundial.

Además del honor de inscribir su nombre en la Copa de los Invocadores, el equipo ganador recibirá un premio en efectivo de alrededor de 4.5 millones de dólares.

En el marco de esta final, la más importante de los Esports a nivel mundial, los espectadores vibraron al ritmo de un show musical a cargo de Alan Walker y Against the Current.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

A %d blogueros les gusta esto: