Connect with us

Bandai Namco

[REVIEW] TALES OF ARISE

Published

on

Hace dos años, durante su conferencia en E3 de 2019, Bandai Namco tomó al mundo por sorpresa cuando finalmente revelaron la siguiente entrega en la franquicia de ‘Tales Of’. La saga de Tales no suele destacar por su apartado gráfico, sin embargo, con Tales of Arise parece que finalmente le están dando mayor importancia a este apartado.

La saga de Tales siempre se ha caracterizado por su fuerte inclinación hacia la narrativa, siendo ésta uno de sus puntos más importantes. Cada entrega de la saga cuenta una historia por aparte, muy ala Final Fantasy, así que de una vez te aviso que no es necesario haber jugado otra entrega de la serie para entenderle. Dicho lo anterior, también te puedo decir que Tales of Arise tiene una de las mejores narrativas de toda la saga, y esto te lo dice alguien que ha jugado la mayoría de sus juegos.

Tales of Berseria, la penúltima entrega de la saga, tenía una de las historias más maduras y sombrías de toda la serie, pero puedo decirte sin temor a equivocarme que, a comparación de Tales of Arise, parece un cuento de niños. Arise sigue manteniendo la fantasía como uno de los ejes principales para la narrativa, sin embargo, la historia ahora también se complementa con temas mucho más serios como lo son la esclavitud, la discriminación y la segregación social. Pese a esto, Arise sigue contando una historia repleta de carisma, emoción y corazón. Parte de esto se debe a sus entrañables personajes, de los cuales te encariñaras rápidamente.

HISTORIA

En esta ocasión interpretas a Alphen, un misterioso guerrero que no puede recordar absolutamente nada sobre su pasado, y quien ahora debe trabajar en unas minas como esclavo de los Renans, una sociedad avanzada que invadió el planeta Tierra hace 300 años. Después de un breve tutorial, Alphen logra escapar de sus confines y se reúne con un grupo de rebeldes conocido como los Crimson Crows, o Los Cuervos Carmesí. Es aquí donde conoce a Shionne, una misteriosa chica con una letal maldición que, si ya viste los tráilers anteriores del juego, sabrás por dónde va la cosa. Por temas de spoilers no entraré en mucho detalle sobre la historia, pero créeme cuando te digo que las cosas se ponen bastante interesantes.

Después de varios diálogos y sucesos, Alphen y Shionne se alían para derrocar al Imperio de los Renans y terminar con toda la esclavitud y opresión en Dahna, continente ficticio en donde se desarrolla la aventura. Como era de esperarse, la situación termina siendo algo mucho más complejo de lo que parece, lo que obligará a nuestros héroes a formar alianzas inesperadas.

A lo largo del viaje visitarás diferentes reinos y conocerás a todo tipo de personajes, algunos aliados y otros rivales. El juego hace un gran trabajo evocando una sensación de aventura, esto debido a que cada lugar que visitas es totalmente diferente al anterior, con nuevos enemigos y en ocasiones, con nuevas mecánicas de juego. ¿Me creerías si te dijera que incluso en la hora 40 seguía recibiendo tutoriales? Adicionalmente, cada área está repleta de detalles, materiales y objetos por coleccionar, entre los que se encuentran armas, armaduras y accesorios.

La historia arranca bien, pero tiene unos cuantos problemas de ritmo a la mitad, y llega un punto donde yo sentí que no hacía nada más que andar dando vueltas en círculos. Por suerte, existe un increíble desarrollo de personajes que me ayudó a lidiar con todo este “relleno”. Al igual que todos los demás juegos de la saga, Arise hace un fantástico trabajando construyendo las relaciones entre nuestros héroes a través de ‘Skits’, un sistema de diálogos repentinos que se activa conforme explores, recolectes objetos o completes ciertos sucesos de la historia.

En esta ocasión los Skits ya están animados en 3D, es decir, la animación estilo anime ha sido dejada de lado. Importante recalcar que sigue habiendo cinemáticas con este formato, pero el juego las reserva para sus momentos más dramáticos. En mi opinión, la idea de cambiar el formato de los Skits a 3D fue un movimiento erróneo para Arise, pero esto ya dependerá de tus preferencias. Para que tengas una mejor idea del estilo de animación, piensa en cómo es que Scarlet Nexus presenta sus cinemáticas.

Y hablando de cinemáticas, las de Tales of Arise están muy bien animadas. El trabajo que se hizo con los movimientos de los personajes es verdaderamente fenomenal, y como resultado, tenemos de las mejores escenas de acción de toda la serie. Hubo una escena en particular que me dejó apantallado, y obviamente no te voy a decir cuál es, pero cuando la veas por ti mismo entenderás a lo que me refiero.

En conclusión, te puedo decir que la historia de Tales of Arise es una de las mejores de la saga, que si bien no es perfecta, definitivamente está llena de momentos inolvidables, personajes entrañables y secuencias de acción fantásticas.

GAMEPLAY

Tales of Arise, al igual que la gran mayoría de entregas en la serie, es un JRPG de acción en tiempo real. Es decir, no es un combate por turnos como tal vez pensabas. Además de la historia, el combate es uno de los elementos más fuertes de Arise, y en esta ocasión se complementa con secuencias cinemáticas que, más allá de darle un refrescante toque a la acción, también son de mucha utilidad para acabar rápido con tus enemigos. A continuación te lo explico con más detalle.

El combate en Arise depende mucho de la rotación de ataques básicos con ‘Artes’, que básicamente se traducen a habilidades. Dependiendo del personaje que utilices en combate puedes enlazar diferentes combinaciones de ataques y habilidades, pero la premisa es la misma para cada uno de ellos. El sistema de combos está diseñado para mantener al enemigo constantemente bajo presión, y de este modo, puedas ejecutar un “finisher” que hace una masiva cantidad de daño tanto al enemigo al que apuntas como a sus alrededores.

Estos finishers se ejecutan con un simple toque del D-Pad, así que no es necesario aprenderse una complicada secuencia de botones para ello. Mismo caso con las habilidades; la palabra ‘combos’ podría ser un tanto intimidante para algunos, pero puedes quedarte tranquilo, ya que estos combos no son tan complejos como los que verías en un juego de peleas y basta con presionar un solo botón para ejecutarlos, mientras tu personaje hace el resto.

Las habilidades, o Artes, tiene diferentes tipos de elementos: agua, fuego, luz, aire, tierra, oscuridad y fuego, y para diferenciar de cada tipo tienes un útil ícono a lado de cada una de ellas. Hay enemigos más susceptibles a cada tipo de elemento, pero siendo franco, es más importante tener buenas estadísticas en tus armas y armaduras para superar los combates más difíciles. Yo te diría que no te enfoques tanto en las debilidades elementales, sino que más bien busques habilidades con las cuales te sientas más cómodo y en unos momentos más te explicó por qué.

Estas habilidades las vas desbloqueando de diferentes formas, ya sea consiguiéndolas con Special Points (SP) que vas obteniendo como resultado de cada pelea, o también existe la posibilidad de que las consigas mediante el combate. Cada habilidad tiene un nivel de progreso que se mide con estrellas, y lo vas elevando entre más veces uses esa habilidad. Entonces por ejemplo, si tienes una habilidad que lance a tus enemigos al aire, si la usas con frecuencia esa habilidad podría evolucionar en una variante que, además de lanzarlos al aire, también los electrocute o algo por el estilo. Es un sistema que te permite experimentar con diferentes combinaciones, ya que no siempre es necesario alcanzar el mayor nivel de una habilidad para desbloquear sus variantes más poderosas. Alphen, nuestro protagonista, tiene un poder único que le permite amplificar cada una de sus habilidades, pero a cambio, debe sacrificar un poco de sus puntos de vida.

Es posible equipar hasta 12 habilidades al mismo tiempo: seis terrestres y seis aéreas, aunque durante tus primeras horas del juego solo podrás tener equipadas seis en total. Posteriormente se abrirá la opción para equipar más, pero no es absolutamente necesario hacer uso de todas ellas para ganar. Eso sí, te recomiendo que desde un inicio trates de elegir el tipo de habilidades que más te gusten para que así puedas desbloquear sus variantes más poderosas conforme avances.

Todas estas habilidades consumen puntos del Artes Gauge, que es básicamente un indicador que te dice cuántas de ellas puedas usar en cada rotación. Cada habilidad, dependiendo de su poder, cuesta una determinada cantidad de puntos. Por ejemplo, las habilidades más fuertes requieren dos o tres puntos, mientras que las básicas solamente requieren uno. La cantidad de habilidades que puedes usar, así como su potencia, incrementan conforme vayas subiendo de nivel. Tal vez suena como algo complicado pero no lo es, e incluso los nuevos jugadores se acoplarán a este sistema rápidamente.

Adicionalmente, cada personaje tiene una habilidad especial diseñada para situaciones en específico. Por ejemplo, Alphen tiene una espada de fuego que calcina todo el terreno a su alrededor y que puede aturdir a los enemigos, mientras que Shionne lanza una ráfaga de balas que derrumba a los enemigos en el aire. Otros personajes tienen habilidades para romper escudos, inmovilizar a los enemigos o interrumpir sus hechizos. A pesar de que la party solo está conformada por cuatro personajes, es posible utilizar las habilidades especiales de tus otros aliados incluso cuando éstos se encuentran fuera de combate.

Tales of Arise tiene dos diferentes modos de desempeño en consolas de nueva generación: uno que favorece los FPS y otro que favorece la resolución. El primer ofrece una tasa de 60FPS en resolución checkerboard o dinámica de 4K, mientras que el segundo permite al juego correr en 4K nativo con una extraña tasa de entre 40 y 45FPS. Esto fue algo similar a lo que Capcom hizo con Resident Evil Village con el tema del ray tracing, solo que en Arise sí se siente diferente y bajo ninguna circunstancia te recomendaría jugarlo en modo resolución.

Sin importar cuál de estas dos opciones elijas, el juego suele tener importantes caídas de FPS en las batallas con más acción en pantalla. Particularmente, durante mis últimas horas con Arise estaba sufriendo de constantes caídas de frames en muchas de las batallas, incluso si era contra enemigos normales. Esto se debe a la enorme cantidad de efectos visuales desplegados en pantalla de todas las habilidades. No suele haber ningún problema mientras estás explorando, o al menos yo en lo personal solo sufrí de estos problemas en combate, pero creo que vale la pena mencionarlos de todos modos.

Review 0
4.1 GAM
Usuarios 0 (0 Votos)
Resumen
La historia de Tales of Arise es fantástica, repleta de momentos inolvidables y personajes entrañables, con secuencias de acción que te mantendrán al filo del asiento en todo momento. Su combate no varía demasiada de las otras entregas, y el toque de los finishers cinemáticos ciertamente la da una nueva capa de frescura, que a su vez, lo vuelve todavía más frenético. Tales of Arise es un experiencia imperdible para los amantes de esta querida franquicia, y si eres nuevo tampoco tienes mucho de qué preocuparte, ya que no es necesario haberle entrado a ninguna otra entrega para entenderle y Arise en particular presenta mecánicas muy accesibles para todos, incluso si es tu primer JRPG.
Historia
Jugabilidad
Dificultad
Gráficos
Sonido
Lo que dice la gente Deja tu nota
Sort by:

Be the first to leave a review.

User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu nota

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright © 2021 Gamesandmore.cl Todos los derechos reservados.