Connect with us

Microsoft

[REVIEW] Age of Empire IV

Published

on

La saga Age of Empires siempre ha sido reconocida como el pilar principal de los Juegos de Estrategia en Tiempo Real, o RTS. Desde el año 2005 solo han llegado una serie de expansiones, remasterizaciones y trabajos adicionales, pero la serie no tuvo alguna entrega principal completamente nueva en 16 años, hasta el día de hoy.
Para 2017, muchos creíamos que el nombre de Age of Empires era algo que solo vivía en nuestros recuerdos. De forma inesperada, fue en este año cuando Xbox y Microsoft anunciaron que era el momento correcto para traer de regreso a esta serie. No solo tres versiones definitivas de los primeros juegos fueron anunciadas eventualmente, esto junto a más expansiones para estos títulos, sino que una cuarta entrega principal ya estaba en desarrollo de la mano de Relic Entertainment. Así es, quienes en un momento fueron considerados la competencia directa, ahora se encargarían de llevar a la serie de Ensemble Studios a la generación actual. Junto a esto, se anunció la creación de World’s Edge, un estudio enfocado a supervisar esta propiedad.
Age of Empires IV, en más de un sentido, es más una evolución de lo visto en la segunda entrega, dejando de lado algunas de las características que definieron lo que vimos con el tercer título. Uno de los apartados que deja más que esto en claro, son las diferentes campañas para un solo jugador. En lugar de encontrarnos algún tipo de narrativa completamente original que toma como base los eventos históricos de cierta cultura en un tiempo específico, este título decide recrear una serie de momentos que definieron el rumbo de varias civilizaciones a lo largo de la Edad Media.

Es así que Age of Empires IV foca su atención en los normandos y sus diversas luchas para obtener y conservar la corona de Inglaterra; en la Guerra de los Cien Años que libró Francia en contra de los ingleses; en la marcha de los mongoles hacia el oeste; y en la formación de Rusia tras una invasión del este. Aunque cada campaña está construida para ofrecer una serie de tutoriales que explican las mecánicas del juego, desde las clásicas que ya todos sabemos, hasta las nuevas herramientas que están a nuestra disposición, se nos ofrece mucho más que solo misiones enfocadas en enseñarnos a jugar.
Aquí se nos presentan diversos hechos históricos re-imaginados para funcionar como experiencias interactivas. Las cuatro campañas presentes abarcan varios siglos con diversas figuras tomando el papel principal. Esto hace que constantemente estemos expuestos a los momentos más importantes de varias civilizaciones. Si bien esta estructura evita que se indague en diversos momentos, como lo vimos con Age of Empires II, la presentación de estos eventos se siente como una clase de historia o un documental estilo History Channel, en donde algunos datos son dejados de lado o resumidos en un par de cinemáticas, y los segmentos más importantes toman el escenario principal. De igual forma, cada campaña da pie a la siguiente. Es decir, la conclusión del conflicto con los normandos propicia el inicio de la Guerra de los Cien Años, y la invasión mongola es la razón por la cual Rusia comienza a formalizarse como nación.

Esta conectividad es natural y una de las mayores fortalezas que nos proporciona el juego en esta cuestión. Junto a esto, cada capítulo en las diversas campañas se siente único. En muy pocos casos el título nos presenta una situación repetida. Si bien los objetivos generales pueden ser similares entre ellos, el ejército que controlas, los problemas que se presentan, las estrategias que usarás, los mapas en los que se desarrollan los enfrentamientos y muchos elementos más serán muy diferentes a lo largo de las más de 10 horas de contenido que nos ofrece este apartado. Aquí se nos presentan escenarios únicos que cuentan con un gran reto y hacen que la historia sea muy, pero muy divertida.
Age of Empires IV opta por calidad sobre cantidad. Si bien las campañas disponibles hasta el momento están muy bien construidas en todos sus sentidos, sin algún momento aburrido, el problema se encuentra en que solo hay cuatro disponibles por el momento. Aunque existe la promesa de que en un futuro veamos a otras civilizaciones en el escenario principal, por el momento la atención solo está en los ingleses, franceses, mongoles y rusos, dejando al resto de las culturas fuera del foco de atención por el momento.

Este es el único inconveniente que vale la pena mencionar. Cuestiones como la estructura de las misiones, el enfoque que se les da a ciertos eventos sobre otros y el ritmo que muchas misiones tienen, son elementos que, en este caso, dependen completamente de tus gustos. Aunque al final del día el enfoque principal de muchas personas recae en el aspecto multiplayer, el trabajo que Relic Entertainment llevó a cabo en esta ocasión es lo suficientemente efectivo para que más de una persona se interese por la historia medieval. Esto se logra, no solo con la elección de escenarios principales, sino con la ayuda de una presentación como ninguna otra.

GRAFICOS

Age Of Empires IV es espectacular visualmente. El apartado artístico es asombroso para este género y es imposible no fijarte en los minuciosos detalles en los que han percatado todo el equipo. Por fin dejamos de ver estructuras que aparecen la nada (esta vez, una bonita animación en formato de timelapse se adueñará de cada uno de los edificios cada vez que se construyan) y las animaciones para los asedios y la consecuente destrucción de los edificios están muy pero que muy cuidadas. También vemos el cambio en los mapas. Sí bien, acostumbramos en esta saga a una variedad importante de los mismos (mapas con praderas, con islas, con desiertos, tundras, etc.) ahora podemos dar un paso más allá para la personalización de ellos, haciendo que cada escaramuza tenga más y nuevas posibilidades. ¿Cómo se ha hecho esto? Con los biomas. Anteriormente cada mapa venía con un bioma predeterminado (los mapas montañosos y escarpados, contaban con grandes áreas de bosques, pero no podían ser zonas tropicales, etc.) Ahora podemos elegir primero una base de un mapa (un ejemplo es: un mapa con cruces mediante ríos) pero elegir el bioma aparte, otorgándole de variedad de posibilidades.
Aparte del apartado técnico, hay un trabajo importantísimo por parte de todo el equipo de documentar cada situación histórica que ocurre en Age Of Empires IV, y -aunque profundizaremos un poco más después- para ello se han dotado de creación de vídeos para dar contexto histórico a las campañas, insertándose con las animaciones que después vemos replicadas en el gameplay. Detalles que marcan la diferencia en lo exquisito y fresco que es el apartado visual de Age of Empires IV.

Aunque obviamente, el apartado técnico no se queda ahí. La optimización y el 4K son cruciales para disfrutar al máximo de este RTS. Sí tienes un ordenador que permita estas características, disfrutarás como un crío, sin duda alguna. Respecto al rendimiento, ninguna objeción. No hemos experimentado ninguna caída excesiva de FPS, ni durante la campaña, aunque sí algún que otro cambio brusco de cinemática en estas últimas. Una de las mejores cosas de este título ha sido la mejorada IU o interfaz que a la par que es estética, es cada vez más limpia y menos tosca. Muy visual y accesible que sin duda da relevancia estratégica.
Finalmente, como guinda en el pastel para la parte más técnica de Age Of Empires IV: el sonido. La banda sonora, tan mítica y conocida, sigue vigente una edición más. Con nuevos detalles, con nuevos matices pero ahí está, haciendo que se nos pongan los pelos de punta cada vez que iniciamos el juego. Los efectos de sonido también cobran importancia, como siempre en este género de videojuegos, donde cada sonido es sinónimo de prestar atención a algo que está sucediendo en el mapa. Eso sí, hay algo que nos ha dejado maravillados: y es que los vídeos que colman de contenido a las campañas del juego están doblados al castellano y hacen lucir a este Age Of Empires IV aún más sí cabe.

EL ARTE DE LA GUERRA

El Arte de la Guerra es una de las novedades que se introdujeron en las ediciones definitivas de anteriores entregas y que ahora también está presente. Se trata de completar desafíos específicos (avanzar de edad, construir una economía, etc.) en el menor tiempo posible para conseguir medallas de bronce, plata u oro según el desempeño.
En el apartado multijugador se puede jugar en cooperativo contra la IA y PvP, desde 1vs1 hasta 4vs4. Los desarrolladores prometieron una actualización para el otoño de 2022 donde introducirán herramientas para el contenido generado por los usuarios y juego ranked por temporadas.

FINALMENTE

Para muchos jugadores contemporáneos, esta franquicia ha sido algo importante en nuestras vidas. Ya que cada una de sus partidas nos ha tomado bastante tiempo y las veces que hemos podido jugar con nuestros amigos en línea, la experiencia ha valido cada segundo.
Age of Empires IV toma lo mejor de la marca para crear sus bases e incorporar sus nuevas mecánicas, haciendo de la experiencia algo impresionante, brillando en diferentes aspectos y sorprendiendo al jugador en cada uno de sus detalles. Que van desde los más simples como el escuchar a cada civilización hablar en su lengua hasta el sistema de emboscadas, que es una impresionante sorpresa.

Cada civilización disponible se siente diferente desde el primer momento, teniendo ventajas que van aumentando según se vaya cambiando de época. Llevando al jugador a conocer a detalle las habilidades que las hacían especiales y les daban las ventajas sobre sus enemigos. Siendo en el juego un factor importante de decisión al momento de querer jugar contra la maquina o contra algún otro jugador.
Al jugar contra la computadora, podemos encontrar que su inteligencia artificial esta diseñada para ofrecer un combate digno según la dificultad. Siendo un reto interesante para todos aquellos que ya conocemos la marca y encontrar un oponente digno desde la dificultad normal para aprender las nuevas mecánicas, donde puede radicar la gran ventaja.

Por parte del sistema multijugador, tenemos que el encontrar las partidas es algo rápido y sencillo. Simplificando lo realizado en las adaptaciones para el sistema online y mejorando el nivel de conexión, para que la experiencia de la batalla se sienta como si se estuviera jugando desde una conexión LAN.

En resumen, el trabajo realizado por Relic Entertainment en Age of Empires IV es algo de admirar, porque no compite por superar al de Ensemble Studios, pero si en mejorar ciertas cosas. Haciendo de este nuevo titulo un homenaje a su propia franquicia. Que todos los buenos fanáticos, adoraran.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Exit mobile version