Connect with us

Microsoft

[REVIEW] Halo Infinite

Published

on

John-117 ha caído ante Atriox, líder Brute de esta nueva amenaza que fue introducida en Halo Wars 2 de 2017, y con él, los remanentes de la UNSC que se encontraban defendiendo el Zeta Halo, una nueva y misteriosa instalación que está en la mira de los Banished. Gracias a un piloto conocido como Echo 216, este encuentra a nuestro héroe flotando en los confines del espacio, para despertarlo y así, brindarle una nueva esperanza a la humanidad. Al enterarse de que la guerra se perdió y de que un nuevo anillo está a punto de ser activado, Master Chief vuelve a las armas para en un intento desesperado, a salvar el día… otra vez
HISTORIA

Unos meses después de los eventos de Halo 5, algo está sucediendo en el universo de Halo nuevamente. El Jefe Maestro se despierta después de una gran batalla en un barco y se encuentra con un rostro amistoso, cuyo nombre en código es Echo-216. El Jefe Maestro no puede recordar qué está pasando exactamente, pero a través de la ventana se puede ver el anillo Zeta Halo, parte del cual ha sido destruido. Los Desterrados, que consisten en Brutos y Élites, tienen el control. La humanidad ha perdido contra esto y el Jefe Maestro tendrá que derrotar a los Desterrados. Además, todavía quedan muchos misterios por desentrañar, que no revelaremos para evitar los spoilers. La vaguedad con la que comienza la historia debería despertar el interés, pero con tantas cosas arrojadas a la cabeza a la vez, es un desastre y no está claro qué es exactamente lo que está haciendo.
Esto nos dificulta adentrarnos en la historia, especialmente en las primeras horas. Echo-216 se presenta frente a nosotros como un personaje con el que debemos simpatizar de inmediato. Sin embargo, debido a la estructura de la historia, no sabríamos por qué deberíamos preocuparnos por Jan y todos en el juego. En realidad, es cuando la historia se revela más cuando realmente gana tracción y se vuelve interesante, e incluso nos intriga lo que está sucediendo. Eso no altera el hecho de que el jugador individual se porta muy bien y es modesto. Apenas hay piezas de gran formato. En realidad, los eventos más interesantes son cosas que conoces de entregas anteriores, pero de forma modesta.

El mundo (semi) abierto no hubiera sido necesario

Esto nos lleva al concepto del juego: un mundo semiabierto. Estás en la pieza rota del Zeta Halo, donde puedes seguir todas las misiones de la historia, pero también misiones secundarias. El mundo abierto se convierte rápidamente en una especie de centro de gran tamaño; donde se puede ir de misión en misión, porque esta también se debe cargar por nivel. Por ejemplo, las misiones no se sienten como parte de un gran mundo, por lo que todo el juego podría haber sido simplemente lineal en diseño. La parte de Halo en la que estás también es de naturaleza muy monótona y en los niveles mismos va de un complejo a otro, entrando y saliendo de un pasillo. Es muy similar en estilo al primer Halo, pero también en diseño, que se siente muy desactualizado hoy en día. Las misiones secundarias van desde la liberación de soldados del UNSC, la captura de varios puntos de la base de operaciones avanzada (FOB), que pueden servir como bases y puntos de viaje rápido, hasta la limpieza de fortalezas más grandes con escoria desterrada. Todo está un poco de acuerdo con el patrón de Ubisoft, así que después de varias de esas misiones lo habíamos visto.

Completar estas actividades te otorgaran puntos de Valor. Con estos puntos progresas en una especie de pase de batalla para un jugador, con el que podrás desbloquear más soldados, armas y vehículos en los puntos FOB antes mencionados. De esta manera, puedes prepararte con armas de la UNSC antes de comenzar una misión y también puedes llevar soldados con un vehículo. Si bien los marines en todas las partes de Halo eran excelente carne de cañón, en este caso hubiera sido bueno si pudieras haber traído un ejército capaz a una de las misiones y librar una batalla. Solo puedes hacerlo durante unos segundos, después de lo cual debes hacerlo todo tu mismo nuevamente.

En situaciones como esta, las armas son tus mejores amigas. Clásicos como el rifle de asalto, el rifle de batalla, el M41 Spanker (lanzacohetes) y el francotirador S7 se pueden usar como armas. Entre las armas enemigas, vuelven el Needler y Plasma Pistol, pero también tenemos muchas armas nuevas. El pincho puede disparar estacas muy gruesas y la carabina de pulso dispara orbes láser en ráfagas. Hay muchas más armas para encontrar, como Cindershot, Hydra, Calcine Disrupter, Purging Shock Rifle (la electricidad puede desactivar temporalmente los vehículos), la escopeta Bulldog, el Mangler (parecido al Mawler) y más. Un arma es claramente más exitosa que la otra. Además de las armas, también tienes los vehículos necesarios, que puedes usar para ir del punto A al B. Estos son muchos viejos conocidos, como Warthog, Goose y Scorpion, que puedes llevar al FOB, pero también puedes encontrar Ghosts y Banshees en Zeta Halo. En resumen, Halo Infinite ofrece suficientes armas y vehículos en su arsenal para poder volverse loco con el juego.

En lo que esta vez está un poco más enfocado, son las peleas de jefes. Nos quedamos impactados cuando vimos la primera pelea de jefes, porque vimos una barra de vida encima de esta cosa. Afortunadamente, hay alguna estrategia involucrada en las peleas de jefes en Halo Infinite, ya que los diferentes jefes tienen debilidades específicas que debes explotar con ciertas tácticas. Es un refresco, pero no siempre tiene éxito. También hay peleas de jefes que son demasiado fáciles y algunas son desproporcionadamente molestas.

En gran parte, puede deberse a la IA que hay en este juego. Bungie siempre ha sido conocido por su fenomenal implementación de IA, que 343 Industries todavía no logra emular. La IA se apresura rápidamente hacia el jugador de una manera lasciva, en lugar de realizar maniobras realmente tácticas como en Halo 2 o Halo Reach. El nivel de dificultad también deja mucho que desear. En Normal es demasiado fácil y arrasas en el juego. En Heroic (difícil), en realidad tienes una resistencia correcta e incluso nos atrevemos a discutir para poner el juego en Legendary de inmediato, para que puedas ser realmente creativo con las cosas.

JUGABILIDAD

Esta vez, Master Chief tiene un montón de juguetes con los que ser creativo. Puede lanzarse o lanzar un escudo frente a tí para detener las balas / láseres, mientras puedes disparar a través de ellos. También tienes un radar a tu disposición que puede dispararse, tan pronto como un enemigo lo atraviese, boom!!!. Esto es especialmente útil para Élites invisibles con espadas, por ejemplo. La estrella del espectáculo es el gancho de agarre. Éste sabe llevar el concepto básico a un nivel superior. No solo puedes balancearte y atravesar con él de una manera muy natural, sino que también puede atraer objetos hacia tí. Puede ser material explosivo, pero también de armas y similares. El gancho de agarre es un elemento que nos gustaría que también fuera un elemento fijo en futuras entregas.

Los conceptos básicos del juego se sienten muy familiares y se parecen mucho a las partes clásicas de Halo, aunque también debemos tener en cuenta que el OST es una extensión de este sentimiento. Las melodías características de Halo, que se presentan con una gran orquesta, nos tocaron la fibra sensible.

Aunque la historia incluso se vuelve intrigante con el tiempo y la jugabilidad es de primera categoría, notamos que 343 Industries cae por la canasta en un nivel técnico. Antes de profundizar en esto, primero el rendimiento: puedes elegir entre un modo de calidad (4K a 60 fps) y un modo de rendimiento, con el que puede jugar el juego a 120 fps a (presumiblemente) 1440p. Recomendamos el modo de calidad, a pesar de las caídas esporádicas en la velocidad de fotogramas, ya que el juego simplemente no se ve a 120 fps en la Xbox Series X. Esto se debe a texturas de muy baja resolución, un alto grado de pop-in y menos anti-aliasing. Como resultado, parece lejos de ser impresionante en el modo de rendimiento.

Puedes esperar con seguridad que Halo Infinite sea un producto superior, especialmente después de un año de retraso, como resultado del cual no pudo llegar a un momento importante para Microsoft en términos de lanzamiento. Sin embargo, el juego aún no ha sido terminado. Hay muchas imperfecciones que no deberían estar ahí con un título importante como Halo. Gráficamente es extremadamente inconsistente. Los materiales y estructuras sólidos, por ejemplo, se ven muy bien y la iluminación también está bien ensamblada. También deberíamos hacer una nota adicional aquí de que el propio Jefe Maestro se ve mejor que nunca. Sin embargo, tan pronto como vea activos de naturaleza orgánica, podemos retroceder con seguridad una generación en calidad. Cuando un Brute habla, verás una velocidad de fotogramas reducida en las animaciones de la boca, por lo que puede hablar de labios de presentación de diapositivas. Eso es muy extraño de ver cuando el resto se presenta en una frecuencia de imagen más alta. Pero los enemigos con los que te encuentras también tienen texturas de menor calidad y los rostros humanos no son exactamente refinados. También están los comentarios necesarios sobre la flora y fauna de Zeta Halo.

Se necesita entre 10 y 13 horas para completar la historia (sin actividades secundarias). 343 Industries parece haber recibido una paliza con un título tan importante y, en lugar de lograr un hito con Halo Infinite, se ha convertido en un proyecto que debería tener más de varios parches, habiendo uno disponible desde el día de lanzamiento.

¿NECESITO JUGAR LOS HALO ANTERIORES?

La respuesta en esta ocasión es un rotundo sí, tienes que haber experimentado al menos desde Halo 4 para comprender la mayoría de conceptos que se nos presentan en este nuevo título. La realidad es que la historia está escrita bajo el entendido de que sabes quién es quién dentro de la saga. Te recomiendo ampliamente al menos jugar la trilogía de 343 Industries así como Halo Wars 2, e incluso, lo que hizo Bungie dentro y fuera de los juegos pues en efecto, se presentan algunos conceptos que se trataron en las novelas y cómics.

El multijugador gratuito al rescate

No vamos a negar que esta es una parte difícil dentro de esta revisión. La parte más fuerte de Halo Infinite es lo que cualquiera puede jugar gratis. Es una gran ventaja, ya que permite que el juego se salga con la suya. El modo multijugador se siente muy clásico, pero es cierto que funciona muy bien. La retroalimentación de las armas (también en el modo para un jugador por cierto) es muy agradable, se juega sin problemas, los mapas están muy bien diseñados y también los modos limitados que pudimos jugar en este modo beta son extremadamente divertidos. Excepto tal vez algunos ajustes en el equilibrio de armas y el código de red, que necesita optimizarse un poco más, hay un excelente modo multijugador en la base. Aquí también, sin embargo, no podemos ignorar el hecho de que este es un modo inacabado (el juego también carece de cooperativo). Hay algunos modos diferentes, no puedes decidir específicamente qué quieres jugar todavía y (lo cual estamos de acuerdo con la comunidad) solo faltan muchas armas clásicas de Halo (DMR, la carabina, subfusil, escopeta de bomba, cañón de barras de combustible, etc.)

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright © 2021 Gamesandmore.cl Todos los derechos reservados.