Connect with us

Cine y TV

[Review] Umbrella Academy sacrifica a sus personajes por el bien de la trama en su tercera temporada

Published

on

Umbrella Academy es una adaptación extraña de encontrar en estos momentos, ya que toma los elementos más divertidos (y los no tanto) del cómic original de Gerard Way y Gabriel Blá para darles su propio giro en un contexto más sarcástico, subversivo y disfuncional.

Si bien la adaptación de Netflix nunca fue una historia impulsada por sus personajes, ya que el fin del mundo siempre estuvo colgando sobre sus cabezas, estos sí fueron el corazón de esta serie, otorgándole la popularidad que ha alcanzado al día de hoy.

Pero en su tercera temporada, Umbrella Academy decide traicionar a sus personajes por el bien de la historia, llevándolos a lugares que creíamos que no llegarían y dándole pocas consecuencias a sus actos, por el bien de la trama.

La transición

Primero es necesario dar crédito donde este es merecido, y aquí debemos hablar sobre Viktor Hargreeves. Al final la segunda temporada de Umbrella Academy, el actor Elliot Page anunció al mundo su transición como hombre transgénero, cuestión que hizo que todos los fans de la serie se preguntarán qué sucedería con Vanya en la siguiente entrega.

Para nuestra suerte, los escritores decidieron resolver esta duda en el primer episodio, con el personaje recurriendo a un corte de cabello y un simple anuncio a sus hermanos y hermana, quienes no tienen ningún problema con el asunto. Toda esta interacción es muy en el estilo de la serie y se siente muy orgánica, todas las respuestas e interacciones sobre la transición de Viktor se sienten naturales para cada personaje, especialmente Luther, Diego y Allison.

La mejor parte de esta transición, es que no traiciona al personaje. Viktor sigue siendo el mismo personaje que conocimos en las temporadas anteriores, una persona ansiosa que quiere la validación de sus hermanos, sentirse parte del equipo y con miedo de explorar los límites de sus poderes.

Si bien Viktor intenta ser un personaje más pácifico esta temporada, quitándole algo de peso y culpa por iniciar el apocalipsis dos veces, se siente que sus motivaciones y deseos después del segundo capítulo se van diluyendo. El recuerdo de Sissy sólo funciona como un hilo de pescar para traer el conflicto que introduce Harlan, su hijo, en lugar de ser un factor motivante de sus acciones durante esta temporada. 

Esto hace de Viktor un personaje con motivaciones poco claras, o que es incapaz de enojarse o sentir molestia, cuestión que puede ser totalmente válida, pero al parecer los escritores no quisieron manosear al personaje y sus emociones para evitar darle más atención de la necesaria, por miedo a la reacción de los transfobicos del fandom, dejándonos a un Viktor muy débil.

Potencial desperdiciado

Viktor no es el único personaje que conocemos esta temporada, ya que el conflicto inicial se produce gracias a la Academia Sparrow. Si bien antes de esta temporada sólo conocíamos a los integrantes de la Academia Sparrow de manera sucinta gracias a su breve aparición en el cómic, los hijos alternativos de Reginald Hargreeves resultaron ser una grata sorpresa de ver en la pantalla.

Los Sparrow llegaron no sólo para ser, virtualmente, los antagonistas de la primera parte de esta temporada, sino que también irrumpieron en cómo la audiencia veía a los Umbrella. Su capacidad de trabajar en equipo y lograr crear un imperio de marketing detrás suyo, además de mantener a Reginald en línea, demostraron que los Umbrella eran más disfuncionales de lo que percibimos.

Sin embargo, detrás de esta pseudo perfecta dinámica, los Sparrow escondían disputas mucho más brutales y oscuras que nuestros protagonistas, ya que eran más egoístas y tenían más rencores dentro de sí. Lamentablemente, el potencial de los Sparrow fue malgastado terriblemente durante esta temporada.

No sólo no pudimos explorar quiénes eran, ya que la serie ni siquiera se tomó para explicar sus poderes a fondo, como Alphonso, Jaime y Christopher, o de dónde provenían. Sólo se nos presentaron cómo “los otros” y la mitad de ellos murieron antes de llegar al final. Incluso su número uno no pasó del primer capítulo.

Finalmente, los Sparrow sólo fueron otro elemento para llevar adelante la trama, en lugar de personajes reales.

Los tóxicos con poderes

El gran plot twist de los primeros episodios es la introducción de Stan, interpretado por Javon Walton, mejor conocido por su rol de Ashtray en Euphoria. Los seguidores de ambas series demostraron su felicidad por la introducción del personaje y su participación en la serie, la cuál tenía una razón enfermiza.

Stan es introducido como el hijo de Diego y Lila, personaje que nos funciona como una demostración de que Diego es capaz de ser mejor de lo que conoce y no cometer los errores que su padre cometió con él. Sin embargo, Stan establece una serie de condiciones que nunca se cumplen. Su habilidad con los cuchillos, su enfermedad de oídos y su capacidad de combatir cuerpo a cuerpo son pistas que los escritores dejan a través de los primeros episodios que nunca llegan a un final o una recompensa para la audiencia, rompiendo con la regla de “si vas a mostrar algo, debe tener un motivo”.

Al revelarse que Stan no es hijo de Diego y Lila estaba jugando un enfermizo juego para evitar decirle la verdad, el personaje se vuelve aún más irrelevante y más confuso de por qué es hábil para pelear y con los cuchillos. Stan sólo existe para demostrar lo tóxica y poco sana que es la relación entre Diego y Lila, y lo mal que pueden ser el uno para el otro.

Aún así, una vez que los escritores establecieron a ambos como “Enfermedades de transmisión sexual con sentimientos”, y cómo una relación enfermiza, por el bien de la trama (y probablemente la siguiente temporada), ambos terminan juntos y están dispuestos a mantenerse así, sin realizar cambios significativos.

De molesto a tierno

Desde la primera temporada de Umbrella Academy se ha percibido a Luther como un personaje dispensable. Sus storylines no son muy relevantes para la trama principal y, más allá de incomodarnos con sus tendencias incestuosas, el número uno de la academia parecer ser un alivio cómico en vez de un personaje hecho y derecho.

Sin embargo, durante la tercera temporada se nos presenta un lado más triste de Luther, alguien que siempre quiso tener un equipo y una familia funcional. Estos deseos jamás habían sido presentados de forma tan explícita, pero son claros cuando Luther pasa tiempo con la Sparrow Academy, mostrándole lo que pudo ser.

De igual manera, su interés amoroso, aunque aún un poco extraño, llega como la salvación de  su personaje, mostrándonos un lado nuevo del personaje, llegando a ser más complejo, y a la vez simple, de lo que esperábamos. Luther es, en simples palabras, un hombre que quiere amar y que lo amen, ya sea a su familia o una chica tan adorable como la Barbie de la gravedad, Sloane.

A pesar de todo, Luther también pasó por cosas horribles esta temporada, esta vez de la mano de su propia hermana y la que alguna vez fue su interés amoroso, Allison. Situación que no fue mencionada después de ocurrir y que debería haberlo sido, ya que el silencio de ambos no sólo destruye los cimientos de ambos personajes, sino que entrega un pésimo mensaje.

Escuché un rumor de que eres insoportable

Como ya mencionamos, Allison comienza una espiral psicótica que parece no tener fondo y esta temporada se la pasa cometiendo actos terribles, entre ellos abusar de su hermano adoptivo, Luther. 

Allison siempre ha sido un personaje egoísta, con muy pocos momentos en los que está dispuesta a poner a otros antes que ella. Incluso sus intentos por ayudar y defender a Viktor a lo largo de la serie están arraigados en una necesidad de expiar la culpa que le genera haber sido cómplice de encerrarlo en el sótano y hacerle olvidar sus poderes.

Y si bien ser egoísta no es terrible y la ha vuelto un personaje interesante a lo largo de Umbrella Academy, los escritores llevaron esta característica a un extremo innecesario, para volverla un agente de tensión entre los hermanos.

Allison cruza la línea al abusar de Luther. Una situación no sólo incómoda y dolorosa de ver, si no que los mismos escritores que forzaron este momento, tampoco supieron cómo manejarlo. El abuso no se vuelve a mencionar además de cuándo Allison le pide perdón a Luther, quien estaba en todo su derecho de no perdonarla, pero que lo hace de todos modos ya que en esta temporada que Luther sólo quiere amor. 

Sin embargo, la abusadora no recibe ningún castigo, es más, el guión la premió al final de esta temporada, después de abusar de su hermano y traicionar al resto de su familia. “La mala” ganó. El silencio del guión al no hablar sobre ese terrible momento lo vuelve cómplice de silenciar a la víctima, y recompensar a la victimaria, un mensaje que no resuena bien en una serie que intenta ser progresiva con las temáticas que abarca.

Side quest inmortal

Todos los fanáticos de Umbrella Academy están de acuerdo en el mismo punto: Klaus es el personaje más carismático de la serie. Durante esta temporada, número cuatro se acercó más a su símil de los cómics, ya que pudo dominar los límites de sus poderes.

A través de un viaje con su padre de una línea temporal alternativa, Klaus explora los límites de sus poderes y sana consigo mismo cosas que no se había atrevido a mirar en temporadas anteriores. Klaus es el único personaje que crece durante esta temporada sin traicionar las raíces de quien es, a diferencia de sus hermanos que son subyugados al guión o Número Cinco, quien se niega (pero tampoco necesita) a crecer como personaje.

Si bien Klaus y Reginald se toman un desvío de la trama principal, que en primera instancia parece innecesario y prescindible para la audiencia, esta es el único momento en que los escritores fueron consecuentes con las semillas que plantaron a lo largo de la temporada, ya que tiene una recompensa dentro de la trama y para los fanáticos.

Al conquistar sus miedos y pasar tiempo con su padre, Klaus recupera confianza en sí mismo y en Reginald, lo suficiente para ayudarlo en su plan y hacer que sus hermanos se preparen para hacer lo mismo, sin saber que Reginald es malvado.

Pero Klaus tiene un historial de ser indulgente con los demás personajes, esta vez, para su propio pesar y el de sus hermanos. Para sorpresa de nadie, después de dos temporadas dejándonos pistas, Reginald Hargrevees fue confirmado como el gran villano de Umbrella Academy. 

 

Finalmente, Umbrella Academy es sobre la familia y cómo esta puede ser disfuncional, pero amarse de todas maneras. Sin embargo, lo que alguna vez fue una historia de una superfamilia tratando de salvar el universo a pesar de sus diferencias y tensiones, que brillaba por sus personajes, en su tercera temporada no es más que un cascarón de lo que solía ser, mientras nuestros personajes favoritos se diluyen por salvar la línea temporal.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.