Maneja a toda velocidad en Los Autos Locos: el juego de tablero

Que tardes más míticas las que tenía cuando era chico, leche con Milo (un símil al Colacao), pan con mantequilla tostado y la TV para ti solo por un periodo restringido. Una tarde de dibujos animados donde pasabas el tiempo con clásicos como Capitán Futuro, El Festival de los Robots, Fuerza G, Gato Samurai entre tantos otros. Pero no podía faltar dar toda tu concentración a Los Autos Locos. Me encantaban.

Y es que uno de las mejores cosas que tenía Los Autos Locos, era que, capitulo a capitulo, nunca sabias quien podía ganar la carrera. Todos teníamos un personaje favorito y recuerdo que en el colegio se armaban debates por quien era el mejor y el porqué. Y lo único en que llegábamos a consenso es que Pierre Nodoyuna y su inseparable amigo Patan, iban a inventar una nueva forma de hacer trampas y que algo se iba a ir al carajo.

CMON se apunto con el diseño del juego, y uno de los aspectos más importantes fue el incluir a todos los personajes y darles ese aspecto especial que tienen cada uno de ellos. La meta es que te sientas como si fueras un personaje de la serie.

A la hora de escoger un piloto de Los Autos Locos: el juego de tablero los jugadores tendrán que tener en cuenta algunas cosas. Por supuesto, lo más tentador es escoger al favorito de tu infancia, pero ¿refleja ese personaje la manera en la que te quieres ganar la carrera? Cada uno de los diferentes personajes tiene su propio vehículo, con cuatro capacidades especiales que pueden usarse en el momento oportuno de la carrera. Los jugadores no solo tendrán que elegir su coche basándose en cómo quieren jugar, si no también en la competencia a la que se enfrenten.

Los jugadores más ingeniosos pueden querer estar al volante del Auto Convertible del Profesor Locovich, y así probar sus locos inventos: a veces funcionan, pero recuerda que el fracaso es parte del proceso de invención. Los jugadores más agresivos pueden querer unirse a Mafio y sus pandilleros en La Antigualla Blindada, o al sargento Blast y el soldado Meekly en El Superchatarra Especial, para usar la intimidación y el poder del trabajo en equipo. Quizá se pondrán al mando del Rocomóvil, si no quieren arriesgar y prefieren tener más opciones. Con el Gatito Compacto de Penélope Glamour, los jugadores pueden hacer movimientos astutos y engañosos que sorprendan a la competencia. Y si eres un “control freak”, puede que te guste conducir El Superheterodino de Pedro Bello.

Lo único seguro es que hay un piloto para cada tipo de personalidad. Hay 10 increíbles corredores diferentes entre los que elegir, cada uno con sus propia miniatura, garantizando un montón de opciones y que no habrá dos carreras iguales.

Los Autos Locos: El juego de tablero hace honor a su nombre. Disfrutarás de carreras loquísimas, rápidas y divertidas, y hará las delicias tanto de cualquier fan que creciera con el programa como de una nueva generación de fans de los Autos Locos.

Ya poh, deja tu comentario acá

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...