[REVIEW] Namco Museum Archives Vol. 1 y 2 | Gamesandmore.cl >

[REVIEW] Namco Museum Archives Vol. 1 y 2

 

       Los meses de cuarentena han traído mucho tiempo de reencontrarnos con nuestras consolas de videojuegos, y en algunos casos, mucho tiempo libre. No hace falta decir que para nosotros, los jugadores, mucho tiempo libre equivale a … bueno, mucho para jugar. Si no estás decidido sobre en qué desahogar tu hambre de videojuegos, ¿por qué no lanzarte no en uno, no en dos, sino en 22 juegos diferentes?. Y en realidad, parece que NAMCO pensó en esto, publicando dos títulos: Namco Museum Archives Vol. 1 y 2. Estas son dos colecciones, cada una con 11 juegos diferentes, que resumen algunos de los títulos históricos más emblemáticos y característicos de la conocida casa japonesa que, por lo tanto, comparten la marca registrada de los mismos y a su vez, nos transportan a una época de nostalgia pura.

 

 

Nostalgia rebelde

       Los Archivos del Museo de Namco Vol. 1 y 2 aprovechan de inmediato, y de manera evidente, un gran efecto de nostalgia: imposible no pensar en los viejos tiempos que, cuando aún no crecía barba, tuvimos la oportunidad de jugar este u otro título en la consola de un amigo o en los distintos salones arcades del vecindario. Todos los juegos ofrecidos dentro de las colecciones, de hecho, se seleccionan de aquellos que han dejado una marca, un signo y un recuerdo en la mente de todos los jugadores de larga data y, en general, de los amantes del retrogaming. Y si es cierto que no todos han envejecido particularmente bien, algunos de ellos todavía dan esos sentimientos de satisfacción, desafío y diversión inmediata que en muchos títulos de hoy han adquirido diferentes connotaciones y matices. Queriendo hablar solo de algunos títulos en el Volumen 1, pensemos únicamente en Pacman que no necesita presentación, o un Galaxian que se puede definir como primo no particularmente inteligente de Space Invaders, aunque igualmente válido y entretenido. Para los amantes de los escenarios de fantasía, imposible no mencionar Dragon Spirit y Dragon Buster. El primero es realmente comparable a un shooter con vista isométrica: solo eso, en lugar de la nave espacial común, tenemos el control de un dragón real y, al derrotar a los enemigos, podemos obtener varios bonos y mejoras. El segundo, por otro lado, se puede definir como un explorador de calabozos adelantando a su tiempo, con un puñado de teclas para saltar, golpear y mover. Sin olvidar Mappy, en el que jugamos con un tierno roedor policía, con la intención de escapar, saltar de plataforma en plataforma de hordas de gatos realmente obstinados.

 

 

       Pasando a la segunda colección, podemos encontrar otros once títulos igualmente icónicos; algunos de ellos son las secuelas directas de algunos vistos anteriormente, como Dragon Buster II, que en esencia no introducen cambios significativos en el juego, o Galaga, que se reanuda con manos completas de Galaxian, sin embargo, propone un estilo más agresivo y frenético del título mencionado. También presente Pac Land, un juego de plataformas 2D en el que jugamos con el famoso personaje amarillo y redondo con la intención de esquivar a los temidos fantasmas, ya no dentro de un laberinto monocromático y bidimensional, sino en las calles de su ciudad. El objetivo principal es, de hecho, viajar la mayor distancia posible, prestando mucha atención para no chocar con los enemigos y, por lo tanto, comprometiéndonos lo más posible a evitarlos no solo saltando, sino también regulando cuidadosamente la velocidad de nuestra carrera y, en los puntos que lo requieren, deteniéndonos abruptamente y luego reanudando el avance una vez que el campo visual esté libre. Legacy of the Wizard en cambio, representa un juego de plataformas de fantasía dentro de los cuales podemos tomar el control de múltiples personajes: cada uno de ellos tiene habilidades y armas únicas, y es capaz de enfrentar a los enemigos que se encuentran ante él de una manera altamente diferenciada en comparación con los demás. Cerramos el review de los títulos del Volumen 2 que más me ha impresionado: Rolling Thunder, un shooter plataformero de desplazamiento horizontal en el que interpretamos a un agente secreto con la intención de abrirse paso entre los agentes enemigos, con el objetivo de escapar y neutralizarlos.

 

 

 

Dificultades del pasado y ayuda del presente.

       Sin duda, la dificultad de los títulos presentes en Namco Museum Archives Vol. 1 y 2 es fuertemente calibrado hacia arriba. Y no podría ser de otra manera, considerando el patrimonio cultural que se prolonga y la mentalidad de la vieja escuela con el que fueron diseñados. Durante las sesiones de juego, es esencial mantener siempre la atención, distraerte lo menos posible y, al mismo tiempo, observar los movimientos de los enemigos, que si son ignorados o tomados a la ligera, realmente logran dar dificultades. En resumen, los juegos de los dos volúmenes son ciertamente fascinantes, divertidos y nostálgicos, pero precisamente por esta razón no deberían ser tratados superficialmente, es más, ellos saben cómo afirmarse. Esta alta tasa de desafío, que a los ojos de un retrogamer – o simplemente de un jugador nostálgico – representa un gran valor agregado y un motivo para la compra, sin embargo, termina perdiendo su significado, al menos para la mayoría de los jugadores actuales, acostumbrados a una industria que cada vez le resta importancia a los verdaderos desafíos en los videojuegos. De hecho, los desarrolladores han decidido incluir, en ambos volúmenes, la posibilidad de hacer un rebobinado corto: esto te permite cancelar efectivamente los últimos 5-10 segundos de juego, lo que a su vez implica la imposibilidad de morir. Siempre que una acción, una maniobra, un movimiento no ha funcionado en la dirección correcta, simplemente presionas un botón para cancelar la acción realizada y continúas jugando normalmente. Si es cierto que esta opción no es obligatoria, honestamente romper la tensión no te anima a dar lo mejor de ti, especialmente si consideramos que el objetivo principal que todos los juegos de las colecciones tienen en común es lograr el puntaje más alto posible, cosa que, con una opción como el rebobinado, termina siendo todo mucho más fácil.

 

 

 

Técnicamente válido y cautivador.

       Desde un punto de vista técnico, Namco Museum Archives Vol. 1 y 2 en Xbox One (desde donde estoy reseñando este juego) se ejecutan sin ningún tipo de problemas o desaceleración, pero esto es bastante obvio y, de hecho, lo contrario habría sido extraño. Por lo tanto, estamos hablando de 60 FPS estables y fijos, que no muestran signos de caer en prácticamente ninguna situación. Por otro lado, al analizar los contenidos de acuerdo a un enfoque puramente más artístico y centrado en el diseño, es innegable que el ambiente retro y arcade en general, siempre hacen su aparición y logran ejercer su encanto de una manera directa, concisa y viva, independientemente de todos los años que tengan dichos videojuegos o las preferencias individuales de cada uno de nosotros adquiridas con el tiempo.

 

 

Centrado, pero no en su totalidad.

       En resumen, Namco Museum Archives Vol. 1 y 2, ciertamente representan una de esas operaciones de nostalgia que emprenden muchas compañías, algunas con más y otras con menos éxito. En este caso específico, la maniobra podría decirse éxito, aunque no completamente. Los juegos seleccionados son válidos, entretienen y logran mantener viva la atención y la concentración pero siempre debemos recordar que estos son títulos con ciertos años en sus hombros, y el componente más desafiante ha sufrido una reducción significativa debido a la introducción de la posibilidad de cancelar las acciones del juego tomadas. A todas estas consideraciones también debemos agregar el precio definitivamente excesivo y enorme en comparación con la oferta que acompaña: estamos hablando de US$19.99 por cada colección, para un total de US$39,98. No es realmente una ganga, especialmente teniendo en cuenta que con una figura similar te puedes llevar a casa otras producciones no menos importantes, incluyendo grandes AAA’s, sin dejar de lado la falta de contenido visual interactivo e histórico de cada juego, tomando en cuenta que es un Archivo de títulos clásicos de la historia de Namco dejándote con una sensación de poco cuidado a grandes títulos, algunos de ellos aún vigentes. La ausencia de opciones online como Multijugador y tablas de ranking es un plus absolutamente perdido y desaprovechado, habiendo podido mejorar la experiencia y haciendo valer su precio. La compra, siendo este el caso, se recomendaría solo a los más apasionados retrogamers, sobretodo para los amantes de la “vieja escuela”. Para todos los demás, el mejor movimiento sería esperar una caída de precios, para seguir disfrutando de un producto bien hecho pero en términos mucho más favorables.

 

LO BUENO
  • Pac-Man Championship Edition es una tremenda adición
  • Es una colección bastante nostálgica
  • Agrega juegos inéditos en occidente

LO MALO
  • La opción de rebobinado no es muy práctica
  • La dificultad de sus juegos se ve mermada por la opción de rebobinado
  • Falta de contenido interactivo e histórico sobre los juegos
  • Ausencia de características Online, tales como: Multijugador y Tablas de Ranking.
  • El precio de ambas colecciones es elevado acorde a la generación actual y a su contenido.

 

AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer a Bandai Namco por facilitarnos el código de descarga de ambos juegos en Xbox One para realizar este Review.

  • Historia
  • Jugabilidad
  • Dificultad
  • Gráficos
  • Sonido
  • Multiplayer
3.5

Centrado, pero no en su totalidad.

En resumen, Namco Museum Archives Vol. 1 y 2, ciertamente representan una de esas operaciones de nostalgia que emprenden muchas compañías, algunas con más y otras con menos éxito. En este caso específico, la maniobra podría decirse éxito, aunque no completamente. Los juegos seleccionados son válidos, entretienen y logran mantener viva la atención y la concentración pero siempre debemos recordar que estos son títulos con ciertos años en sus hombros, y el componente más desafiante ha sufrido una reducción significativa debido a la introducción de la posibilidad de cancelar las acciones del juego tomadas. A todas estas consideraciones también debemos agregar el precio definitivamente excesivo y enorme en comparación con la oferta que acompaña: estamos hablando de US$19.99 por cada colección, para un total de US$39,98. No es realmente una ganga, especialmente teniendo en cuenta que con una figura similar te puedes llevar a casa otras producciones no menos importantes, incluyendo grandes AAA’s, sin dejar de lado la falta de contenido visual interactivo e histórico de cada juego, tomando en cuenta que es un Archivo de títulos clásicos de la historia de Namco dejándote con una sensación de poco cuidado a grandes títulos, algunos de ellos aún vigentes. La ausencia de opciones online como Multijugador y tablas de ranking es un plus absolutamente perdido y desaprovechado, habiendo podido mejorar la experiencia y haciendo valer su precio. La compra, siendo este el caso, se recomendaría solo a los más apasionados retrogamers, sobretodo para los amantes de la “vieja escuela”. Para todos los demás, el mejor movimiento sería esperar una caída de precios, para seguir disfrutando de un producto bien hecho pero en términos mucho más favorables.

Ya poh, deja tu comentario acá

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...