Viernes, Noviembre 16

[RESEÑA] Bohemian Rhapsody

Una vez más el cine nos regala una cinta musical, que si bien no es una obra maestra, para fanáticos y no tan fanáticos de Queen y el legado de Freddy Mercury, encanta y convence.

Una historia que tardo más de 8 años en ver la luz, y con muchos cambios en el transcurso del tiempo desde que fue anunciada esta película biográfica de Freddy Mercury.

Uno de los cambios más importantes en su creación, fue la del cambio de protagonista. Desde un comienzo, el anuncio de esta película tenía como principal a nada menos que Sacha Baron Cohen (Borat, La invención de Hugo Cabret) quien renuncio en 2013 y obligo a la producción a buscar a otro protagonista. Quien sonó fuerte en ese entonces fue Ben Whishaw (El Perfume, La Chica Danesa); pero finalmente el puesto quedo de manos del estadounidense Rami Malek (Mr. Robot, Una noche en el museo).

No solo este cambio se produjo, sino que también de guionista quien inicialmente fue Peter Morgan (serie The Crown) reemplazado finalmente por Anthony McCarten (La teoría del Todo). El otro cambio importante es el de director de película quien había iniciado con Dexter Fletcher (Volando Alto) y siendo cambiado por el destacado Bryan Singer (X-men Apocalipsis); pero este solo dirigió los 3 primeros meses antes de ser despedido, reincorporando a Fletcher en la dirección.

La historia de esta entrega, comienza y termina en el mismo momento, el concierto de Live Aid (Ayuda en Vivo) de 1985, en el Estadio Wembley de Londres, Inglaterra. La narrativa de la historia de cómo Freddy se convirtió en Freddy Mercury, la leyenda que todos conocemos hoy en día, muestra una realidad no muy diferente a lo que ya sabemos o creemos saber de Queen; sus triunfos, su rápido ascenso en el estrellato, el cómo fueron el bicho raro de su generación, y que finalmente logran claudicarse en el título de “leyenda musical”.

Pero más que Queen, el protagonismo de Freddy es lo que conoceremos más a fondo: sus sueños, sus creaciones, amores, su homosexualidad (muy sutilmente mostrada), su gran amor de la vida, como los excesos le pasaron la cuenta hasta el punto de retirarse de Queen para estar en solitario, como enfrento sus problemas en cuanto a su enfermedad (muy brevemente) y como logro el perdón de sus amigos para volver a dar vida a Queen en el año 1985.

Lo mejor de todo, es la banda sonora. Nuevamente Hollywood nos sorprende con un actor que es capaz de lucirse tanto en su actuación, pero más en su destreza vocal. Rami Malek sorprende con sus cantos en los hits de Queen. Su interpretación natural le da el poder necesario para poder erizar los pelos en cada lapsus musical que se presenta. Como dato anecdotario, les podemos mencionar que Malek interpreta personalmente todas las canciones donde aparece su personaje, y es solo ayudado en los tonos altos.

Cargada de todo un poco, podrán disfrutar de una película que resalta por su protagonista y su historia, así que aprovechar estos días de descanso para ir a ver Bohemian Rhapsody: la historia de Freddy Mercury es la mejor alternativa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.