Martes, Agosto 21

[REVIEW] Dice Forge

 

¡Héroes, prepárense! Los Dioses ofrecen un lugar en los cielos al paladín que derrote a sus rivales. Tú valentía y tu astucia serán tus mejores aliados cuando lances los dados divinos para conseguir recursos en tu camino a la victoria.
Los dados divinos son excepcionales, con caras intercambiables. Personaliza tus dados y hazlos más poderosos a medida que el juego avanza.
Ofrece oro a los Dioses para mejorar tus dados y producir los recursos que necesites. Supera las ordalías ideadas por los Dioses para aumentar tu gloria y ganar recompensas.
Maneja con soltura la suerte en tus dados, y toma las riendas de tu destino.
¡Sólo los mejores ascenderán a los cielos! Dice Forge es un juego de desarrollo que presenta innovadoras mecánicas basadas en dados con caras intercambiables. En este juego de creación de dados, los jugadores construyen sus propios dados.
¡Tú controlas la suerte!

N° de Jugadores 2 – 4 Jugadores (Mejor 4)
Restricción de edad 10+ años
Tiempo de Juego 40 min. Aprox.
Categoría Familiar, Fantasía, Dados, Building
Fabricado Libellud
Editado Libellud
Distribuido Libellud
Año de Publicación 2017
Autistas Régis Bonnessée 
Diseño Biboun

Resultado de imagen para dice forge

Contenido

 

Cartas Tamaño
96 cartas de Hazaña Heroica 57mm x 89mm
108 caras de dados
1 Tablero de Templo
1 Tablero de Islas
8 dados con caras intercambiables
4 Fichas de Héroe
4 inventarios de Héroe
1 Libro de Reglas


NOTA IMPORTANTE:

Antes de empezar a dar nuestra sincera opinión, queremos agradecer de manera muy especial a la gente de Skyship Distribuidores quienes nos entregaron este juego para poder disfrutarlo y traerles estas humildes lineas. Gracias, de corazón.


Desde que salio al mercado la joya de Dominion por el año 2008, el mundo se cayó a sus pies, y con eso todos buscaron la mejor forma de mejorar la mecánica de construcción de mazos, y con eso lo convirtió algo sumamente popular. Esta mecánica permite a los jugadores tomar una baraja relativamente débil y personalizarla a su gusto, reemplazando las herramientas más débiles por otras más poderosas y equipando a los participantes para agregar cartas más fuertes, creando y modificando así hasta llegar al objetivo final que es acumular la mayor cantidad de PV (Puntos de Victoria). Y desde entonces, otros juegos se han basado en este concepto de construcción de mazos como el Street Fighter Deck-Building Game y el Arkham Horror: El juego de cartas.

Con este Dice Forge, el diseñador Régis Bonnessé le da un giro completamente diferente a este concepto y por mucho que su nombre sugiera, los jugadores pasan sus turnos personalizando SUS DADOS, si, leiste bien, y luego los pueden lanzar para obtener premios. Lo cual es lo primero que te engancha en el juego. Pero profundicemos un poco.

En Dice Forge, los jugadores tiran sus dados para obtener cualquiera de los cuatro recursos disponibles: estos son Oro, Framentos Solares, Fragmentos Lunares y los deseados PV. Tanto los fragmentos lunares, solares y el oro se usan para comprar herramientas y con esto poder acumular más PV. Cada jugador tendrá 10 turnos (9 si el juego es de 3 jugadores), durante los cuales puede gastar los recursos reunidos por los dados para poder comprar nuevas caras para sus dados (con oro) o cartas (con fragmentos de sol y lunares) que puede usarse al comienzo de los turnos posteriores como jugador activo para acumular PV. La mayoría de las cartas  también otorgan PV al final del juego.

Para mi opinión, hay una sensación tan genial al momento de lanzar dados, no sé, me gusta tirar dados (soy malísimo en el resultado eso si, pero ese es otro cuento), y Dice Forge le saca el máximo provecho a esto. Los dados son bastante grandes y los dos juntos caben excelente en la mano de tamaño normal (chicas de manos pequeñas les incomodará un poco), y para que decir que puedas hacerlos más poderosos en cada turno, es sumamente alentador, y los jugadores lo disfrutan mucho. Y otra cosa que me fije es que, en la mayoría de los juegos de dados, la principal queja es el  temido “entreturno” entre jugador y jugador. Existen juegos en que lanzas dados y luego quedas mirando hasta que todos jueguen y entre el “analisis-paralisis” de jugador en jugador, no ves dados hasta un buen rato, y esto termina aburriendo. Bueno, este juego logra solucionar perfectamente este problema, porque incluso cuando no eres el jugador activo, aún tienes la oportunidad de tirar tus dados y obtener recursos, y eso lo encuentro muy bien resuelto, no te aburres y tienes los beneficios de actualizar tus dados de forma inmediata (y frecuentemente) a medida que avanza el juego. Simplemente una maravilla.

Un detalle que le veo al juego es que lo encuentro algo corto y si no te subes al carro rápido, el juego se va acabar una vez que le tomes el ritmo. Claro, porque tiene un límite de 10 turnos, y si no te concentraste y le agarraste el ritmo al turno 3, olvídate de hacer estrategias muy elaboradas, se te va a terminar el juego antes de que tengas la chance. Ahora, esta bien, esto alienta a los jugadores a ser mucho más eficientes en sus estrategias y que sea un juego dinámico y no tedioso, pero de todas maneras, a veces uno se siente algo decepcionado al final. Pero no desagrada.

Algo muy destacable también es el arte que se jacta Dice Forge, pero a ver… El arte es precioso, el diseño es increíble, pero la adaptación de ese arte al juegooooo, mmm…, creo que deja de desear y les explico el porqué.

Dice Forge tiene una historia de fondo bastante decente: los jugadores asumen roles de aspirantes héroes a la antigua Grecia que piden por el favor divino de los dioses y realizan hazañas de fuerza, y todo muy poderoso y valiente y bla bla bla, ya lo compro. Pero en realidad esto no aparece en ninguna parte del juego. Solo debes usar tu bastante poderosa herramienta de la imaginación y nada más.

Claro, porque cuando tiras los dados, no parece que lo que estás haciendo es parte de la historia. Simplemente se siente como que tiras dados porque si. La mayoría de las cartas no se sienten como que estuvieras realizando una gran hazaña de fuerza, si no más bien como una compra de carta, onda pago esto y me compro esta carta y obtengo los puntos o la habilidad de la carta. Lo bueno es que la mecánica del juego es tan sólida como para que no tengan que depender de la temática para ser disfrutable.

Ahora, por favor, no confundir con el diseño físico y visual, porque si tomamos ese punto, Dice Forge se lleva todos los premios. Cada pieza se siente como si hubiera sido diseñada de forma personal, y como si estuvieras ante una edición de lujo. Las cartas son de material grueso y se sienten perfecto en mano. Además, tienen un acabado brillante y muy premium, lo que evita que se peguen entre sí. Las piezas de los jugadores son peones de madera que son común y silvestre, pero con colores que se diferencian uno de otros lo cual se agradece. Y el arte es simplemente alucinante.

Los inventarios de héroes son bastante simples y el cartón no es tan grueso como me hubiera gustado, pero sirven para lo que fueron creados. Estos usan unos cubos de plástico (parecidos a los de Pandemic) y si necesitas retener más recursos, incluso pueden expandirse usando una carta que pueden comprar los jugadores (esto me voló la cabeza cuando lo vi). Es una muy buena manera para realizar seguimiento de las cosas que llevas acumuladas siempre y cuando seas ordenado. Nos pasó mucho que a veces te equivocabas en contar y no sabias donde iba inicialmente el cubito, o si te descuidas y pasas a llevar el inventario, olvídate, es casi empezar todo nuevamente.

Pero vamos a los dados. Como puedes imaginar, los dados de Dice Forge son la columna vertebral del juego. Cada jugador comienza con 2 dados relativamente inútiles y débiles, pero cada lado de estos dados es modular, un estilo LEGO para que te hagas una idea. Cuando un jugador necesita reemplazar una de las caras de un lado, la esquina de la nueva cara encaja perfectamente debajo de la reemplazada y puede usarse como palanca para levantarla. Ahora, yo recomiendo por seguridad y comodidad ocupar una tapa de un lápiz BIC, estos que tiene un bastón, funciona perfecto.

Los jugadores podrán reemplazar la cara anterior por una variedad no menor de 60 caras comprables en “el templo. Y este “templo“, sirve como la “tienda” donde los jugadores pueden visitar para comprar nuevas caras para sus dados, y el diseño es ridículamente increíble. Básicamente, es una lámina de cartón de doble cara con impresiones cortadas para que las caras reposen cómodamente una al lado de la otra, aunque hay orificios recortados junto a estas impresiones para facilitar el acceso de los jugadores, pero lo realmente alucinante es como se guarda.

Me encantó que algo tan simple y elegante solucione el problema de muchísimos juegos, aplausos para esto. Claro porque el juego incluye una sabana para guardar dicho templo, que se completa con un diagrama de donde debe ir cada una de las 60 caras. La hoja se desliza dentro de esta especie de manga y se puede asegurar con elástico grueso purpura, muy simple. El elástico proporciona la suficiente presión para mantener las caras aseguradas, incluso si el sobre se golpea o mueve un poco.

Ahora si lo guardas mal o a la rápida, prepárate porque al volver a setearlo puedes demorarte fácil unos 20 min. Pero si lo dejas todo en orden, volver a setear no te va a demorar más de 2 a 3 min.

Y claro, cosa aparte es el inserto del juego. Lo ves y dices “¿Porque no todos le ponen este amor a los juegos?“, es un inserto que fácil podrías comprarlo por separado y gastar mucho dinero por el, porque es espectacular. Hay espacio para cada pieza. ¡Hay una ranura para cada dado, individualmente, para cada peón, incluso para el token del primer jugador! El tablero encaja a la perfección, los cubos se alinean perfectamente, y las cartas incluso tienen ranuras separadas en función de donde deben colocarse en el tablero. No, espectacular, realmente increíble.

Dice Forge es un juego con muchas piezas y muchas cosas pero de mecánica bastante simple: lanzar dados, recolectar recursos que salieron en los dados y gastar esos recursos para ganar más PV o enchular los dados. Ahora a medida que vas comprando las cartas, estos tienen unos símbolos vagos que no reconoces inmediatamente, lo cual no es un gran problema, porque tienes un libro de reglas que explica cada carta perfectamente, pero para los jugadores novatos o quienes recién juegan por primera vez, esto puede ser un poco intimidante y puede provocar un análisis-parálisis innecesario.

Naturalmente que Dice Forge tiene una gran cantidad de rejugabilidad. Y claro, porque los dados son naturalmente infinitamente impredecibles. No hay forma de saber que te puede salir en ellos, pues agregar el hecho de que las caras personalizables son un recurso limitado (algunas de las caras más poderosas solo tienen una copia única, y todos se pelean por ella), por lo que puedes estar seguro de que nunca dos jugadas van a ser iguales.

Pero hay más, porque el juego tiene un conjunto de cartas recomendado para los jugadores novatos, que empiezan a jugar por primera vez. Pero hay cartas adicionales que los jugadores pueden intercambiar si quieren mezclar un poco las cosas en partidas posteriores.

Raya para la suma, por más que quiera que dure más cada partida y que el tema de los dioses y los guerreros se sienta más de lo que es. El juego es terriblemente entretenido de jugar, permite esas cosas de que me encantan que es pensar una estrategia y olvidarla por completo a la mitad de la partida porque todo cambio entre turno y turno. Y el inserto, es una joya, en verdad, lo mejor que he visto, sin dudarlo. El juego es una ceda al jugarlo y se comporta excelente, y en mesa se ve increíble. Este Dice Forge definitivamente es un juego que verá mucha mesa porque lo van a disfrutar todo de tipo de público, tanto niños como adultos, tanto novatos como conocedores de juegos de mesa. Les va a encantar.

 

 

 

2 Comments

  • North Cami

    diste en el clavo, cuando se empieza a poner intenso se termina de golpe. es su unico detalle aunque nosotros con grupo de 3 hemos hecho hasta 15 turnos sólo para aprovechar las piezas y cartas

    lo que mas destaco es que por 39mil aprox obtienes un juego de excelente calidad en todo sentido, cosa que no se puede decir de juegos que valen mucho mas caros.

    ah! y guardarlo de nuevo en su caja es hermoso, me gusto la reseña, esperemos ver pronto una expansión

  • 01markuz

    Que buena reseña. Me gustó el énfasis que pusiste en los detalles. Tendré que jugarlo. Slds.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.