Star Wars Jedi: Fallen Order es un videojuego de acción y aventuras ambientado dentro del universo ideado por George Lucas, concretamente entre los episodios tercero y cuarto de la saga.

Desarollado por Respawn Entertainment, conocidos por ser los creadores de Titanfall y Apex Legends, Star Wars Jedi: Fallen Order propone desarrollar las habilidades de la Fuerza de su protagonista, Cal Kestis, mejorar sus técnicas con la espada láser, explorar los antiguos misterios de una civilización perdida hace muchos años y desvelar nuevos conocimientos de la Fuerza. Todo ello con algunos ramalazos en cuanto a control y movilidad del personaje que recuerdan a las de los propios pilotos de su conocida saga shooter.

Trailer:

Hace no mucho tiempo, en una galaxia no tan lejana, recibimos la entrega de JEDI FALLEN ORDER (JFO). Un juego de Acción/Aventura en tercera persona para un jugador que nos sorprende gratamente, en una época donde la tendencia general de la Industria está enfocada en el juego multijugador en línea y el ya conocido sistema de “lootboxes” y/o DLCs. No puedo negar que frente al anuncio de este título y ver sus desarrolladores se apoderó de mí una pequeña sensación de incredulidad y duda, pero afortunadamente EA y Respawn nos taparon la boca. JFO es un deleite a nivel de jugabilidad, narrativo y gráfico.

Tenemos un juego con una historia fresca e inmersiva. Esta comienza 5 años después de la caída de la República y la Orden Jedi, y nos pone en la perspectiva de Cal Kestis, un Padawan sobreviviente a la Orden 66 que debe pasar desapercibido en un período donde los Jedi que aún quedan con vida son cazados por el recién formado Imperio Galáctico. Casi sin quererlo se ve expuesto y forzado a huir, uniéndose a Cere Junda y Greez Dritus en lo que será una odisea para tratar de reformar la ya caída Orden Jedi. Lo acompaña también el droide BD-1 y con su ayuda iremos investigando diferentes planetas, algunos conocidos y uno nuevo en la saga, adquiriendo nuevas habilidades y descubriendo cada rincón de los extensos mapas.

Mis primeras impresiones de JFO fueron muy buenas, en su jugabilidad se logra apreciar tres fuertes influencias. Tenemos un juego donde explorar y recorrer los mapas es vital y la manera en que lo hacemos recuerda fuertemente a Uncharted; corriendo por paredes, deslizándonos por laderas de nieve, saltando grandes espacios con la ayuda de lianas e interactuando mucho con nuestro entorno. Todo esto sin perder de vista el universo donde estamos inmersos, es decir, muchas veces vamos a hacer uso de nuestras habilidades Jedi para acceder a partes que anteriormente no podíamos pasando así a la segunda gran influencia; Metroidvania (Metroid y Castlevania), maestros del Backtracking. En JFO nos veremos obligados a revisitar planetas que ya recorrimos más de una vez, pero afortunadamente esto no se vuelve repetitivo ya que muchas partes de los mapas son inaccesibles sin cierta habilidad que adquirimos a medida que vamos avanzando en la historia. Y pasamos a la tercera gran influencia de este juego y es en un aspecto no menor, el modo de combate es estratégico y castigador, muy al estilo de la saga Dark Souls, donde esquivar y bloquear ataques enemigos es más importante que lanzarse a lo loco, sable láser en mano. El sistema de combate es balanceado y agradable una vez que se entiende que no es golpear a diestra y siniestra, sino mas bien entender el patrón de ataque de los enemigos y evaluar la situación, que puede incluso requerir una “retirada táctica”. El mapa cuenta con un sistema de checkpoints o puntos de guardado, donde como buen Jedi te sientas a meditar (muy similar a las fogatas o bonfire de la saga Souls).

Combinando estas tres influencias en un balance bastante gratificante tenemos como resultado una propuesta muy interesante y distinta de a lo que estamos acostumbrados con los juegos de Star Wars. JFO es una bocanada de aire fresco, sin ser algo nuevo y desconocido, en un mercado saturado de lo mismo y, como fanático de la saga y los videojuegos en general, se agradece.

Una Galaxia muy lejana por descubrir

La exploración es uno de los pilares fuertes de esta entrega, y los desarrolladores no escatimaron en amplitud de los mapas disponibles. Si bien recorreremos los mismos planetas varias veces, cada visita ofrece algo nuevo y el mapa nos muestra, mediante ciertos colores, las rutas disponibles, las no visitadas y bloqueadas, lo que ayuda al jugador a enfocarse en llegar a partes específicas. Los planetas y diferentes niveles dentro de ellos son una belleza y se pueden apreciar detalles en cada rincón de estos. Pequeños guiños y uno que otro cameo, dejarán a los más fanáticos sonriendo y aún sin ellos es inevitable detenerse un momento y solo hacer girar la cámara a tu alrededor, los escenarios son simplemente maravillosos.

Encontraremos escondidos muchas “cajas de suministros” que en su gran mayoría incluyen modificaciones estéticas para nuestro sable láser, diferentes atuendos para Cal y pinturas para BD1 y nuestra nave, la Mantis, aunque también encontraremos mejoras para nuestra barra de salud y nuestra barra de fuerza (o mana). En mi caso, esto fue motivación suficiente para recorrer una y otra vez, y con el mismo entusiasmo, en busca de nuevas rutas y puntos de conexión entre zonas muy lejanas del mapa. Debo agregar que el juego no cuenta con la opción de hacer Fast Travel, por lo que cada atajo que logremos descubrir se siente como una victoria.

Un arma elegante, para una época mas civilizada

En nuestra aventura nos enfrentaremos al Imperio y a la fauna local de Universo Star Wars, y para hacerles frente contaremos con La Fuerza y nuestro Sable Láser, siendo el segundo nuestra principal herramienta. Con el podremos no solo golpear al enemigo, sino que también será nuestro escudo frente a la gran mayoría de los ataques. Tanto el oponente como el jugador contarán con una barra de resistencia que se irá agotando a medida que bloquean los golpes del adversario, y este es un factor importante, ya que buscar agotar la guardia del rival es una de las formas más eficientes de hacer frente a las amenazas.

Como mencioné anteriormente, bloquear y esquivar son partes esenciales del combate. Al hacerlo se abren oportunidades de contraataque que dan incluso mejores resultados que solo golpear y bloquear en el momento preciso tanto golpes físicos como proyectiles, te permitirá incluso derrotar ciertos enemigos de un solo golpe. Y ahí está la gracia de este ya familiar sistema de combate, donde se requiere un poco más de precisión y estrategia.

Combinando esto con las habilidades en La Fuerza que iremos adquiriendo, hacen del modo de combate algo que no aburre en ningún momento.

A esto le podemos sumar el “castigo” que te impone el juego al ser derrotado. El enemigo que logre abatirnos en combate se quedará con toda la experiencia y la salud acumulada desde tu última meditación hasta ese punto y para poder recuperarla deberemos volver a enfrentarlo y golpearlo al menos una vez.

De Padawan a Caballero Jedi

Es mediante el combate como adquiriremos experiencia y puntos de habilidad para gastar en un árbol de habilidades, accesible en cada punto de meditación. En el podremos encontrar mejoras para nuestro combate con el Sable Láser, mejoras en el uso de La Fuerza, y mejoras en Supervivencia (como el aumento de la salud máxima, por ejemplo). Este árbol se irá expandiendo a medida que avance la historia y podremos acceder a diferentes niveles de todas estas mejoras.

El Lado Oscuro de la Fuerza

Aunque este juego nos dejó a la gran mayoría más que satisfechos, tengo también mis críticas, no tantas afortunadamente, pero las hay.

El alto nivel gráfico del juego es algo que se agradece, pero por lo mismo en ciertas ocasiones se ven caídas fuertes en los FPS, que se dan normalmente en cambios grandes de escenarios, pero me he encontrado en que en medio de un combate se da esta caída y afecta en la fluidez de este, provocando más de una vez el ser golpeado, incluso abatido. Afortunadamente (para los usuarios de consolas) existe un modo que privilegia el rendimiento a la resolución, lo que disminuye muchísimo la frecuencia de estas caídas de FPS, pero aún están presentes en ciertos momentos.

Noté que en algunos escenarios los oponentes dejarán de seguirte, porque la inteligencia artificial de estos dice que “hasta aquí no más es tu sector” y puedes estar parado frente al adversario a unos pocos centímetros de distancia y este no te atacará.

La cámara puede jugar malas pasadas en combate y en algunos momentos de exploración, creando algunas situaciones bastante frustrantes, pero afortunadamente suceden muy rara vez.

Plataformas: PC, Xbox One, PlayStation 4*
Desarrollador: Respawn Entertainment
Productor: Electronic Arts
Genero: Acción, Aventura
Jugadores: 1
Idioma: Multi-idioma (Español Latino)
Lanzamiento: 15 de Noviembre del 2019
Restricción: +18 años

*Reseñado en esta plataforma

Video Review

Review realizado por: Hintra

  • Historia
  • Jugabilidad
  • Dificultad
  • Gráficos
  • Sonido
4

Valoración Final

Jedi Fallen Order se posiciona como uno de los juegos fuertes de este año 2019, un logro no menor y queda demostrado con esta entrega que Respawn Entertainment se ha consolidado como un sello de garantía en calidad.
El uso de la licencia de Star Wars se ve en esta ocasión muy bien aprovechada y, sin ser un juego innovador en el género de acción/aventura, resalta por el buen uso de sus recursos. El balance entre exploración/plataformeo y su sistema de combate simple pero sólido son la estructura general que hace de JFO (considerando sus detalles técnicos), sin lugar a dudas, de lo mejor que he visto del universo Star Wars desde la época de KOTOR. Un juego que recomiendo a fanáticos de la saga y a los amantes de un buen título de acción/aventura por igual.

Ya poh, deja tu comentario acá

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...