[MOVIE REVIEW] Shazam!

Di la palabra mágica… ¿Serás digno de alma y corazón para leer esta reseña? Te contamos que nos pareció esta nueva entrega, que se estrenó en cines el 4 de abril.

Para comenzar, seria bueno conocer un poco de este héroe de DCShazam fue creado en 1939 por Bill Parker y el dibujante Clarence Charles Beck y publicado en el Whiz Comics n°2 originalmente de Fawcett Comics, y no fue sino hasta 1972 que paso a ser parte del universo DC.

Muy popular en los años 40, superando incluso al mismísimo Superman, Capitán Marvel dio un gran puntapié a ampliar la franquicia de los “Marvels”, dando nuevas historias como Familia Marvel,  Mary Marvel y Capitán Marvel Jr.; pero debido a la coincidencia lingüística del nombre, Marvel se adelantó a este hecho y en 1968 registro el nombre como propio, dando la obligación de cambiar el nombre de este héroe a Shazam.

Pero no fue un nombre escogido a ciegas, puesto que Shazam es la sigla de los 6 “ancianos inmortales” y quienes son los otorgadores de sus poderes: la S de Salomón, por su sabiduría; la H de Hércules, por su fuerza sobrehumana; la A de Atlas, por su grandiosa resistencia; la Z por Zeus, el poderoso dios; la A por Aquiles, y su valentía; y la M por Mercurio, y su gran velocidad.

Ahora, dirigiéndonos a lo que nos convoca, tenemos el agrado de comentar esta nueva entrega de DC, que sigue la nueva línea de trabajo en cuanto se refiere al universo cinematográfico; puesto que Warner ya anuncio que no continuara con historias de héroes en grupo, después del fracaso de Liga de la Justicia, pero si potenciara este universo con la llegada de películas en solitario, como la ya disfrutada y aclamada Aquaman estrenada el pasado año.

Si bien, la película no es la gran película de DC, si se gana un buen lugar entre las mejores, mostrándonos el inicio de este héroe en un tiempo muy moderno. Llena de humor y situaciones absurdamente divertidas, Shazam llega para entretener y enseñar como es obtener increíbles poderes de la noche a la mañana y aprender a vivir con ellos.

La historia nos enseña a un pequeño Billy Batson interpretado por Asher Angel (Serie “Andy Mack”), un niño huérfano que vive día a día escapando de los reformatorios con el fin de dar con el paradero de su madre, de quien se perdió cuando era muy pequeño. Esto lo lleva a ser trasladado a un hogar temporal, donde conoce a una familia muy particular.

Un día, al viajar en metro, este lo lleva a un lugar sin igual… una cueva mitológica, donde queda solo uno de los 7 hermanos magos; y ante la necesidad de perdurar la mágica presencia del Viejo Mago personificado por Djimon Hounsou (Guardianes de la Galaxia, Capitana Marvel), este le transfiere sus poderes convirtiéndolo así en Shazam, un joven adulto interpretado por Zachary Levi (Alvin y las Ardillas; Thor Ragnarok), quien irradia una sinigual simpatía en su personaje.

Dado que siempre el mal acecha al mundo, y esta no es la excepción, tenemos como antagonista al Dr. Thaddeus Sivana en la interpretación de Mark Strong (Kingsman 1 y 2; Kick Ass), quien obsesionado con el Viejo Mago y su rechazo de ser el digno del poder de Shazam, cae en la tentación de los demonios de los 7 pecados capitales, quienes logran entrar en su mente con tal de lograr obtener el poder de Shazam y ser el ente súper-poderoso que gobernara al mundo actual.

Al verse convertido en un súper-adulto y sin conocer sus poderes, recurre al único experto en ello que conoce, su hermanastro Frederick Freeman en la interpretación de Jack Dylan Gracer (Beautiful Boy; It “remake”) quien es un joven minusválido, que sabe todo lo necesario para ser un superhéroe, en base a su fanatismo por estos mismos.

En esta película, abundan ciertos momentos te ríes de las tonteras que hace Shazam haciéndote ver la emoción de un niño de 15 años que tiene acceso a poderes. En términos de historia cumple, ya que te muestra cómo nació este súper héroe y cómo seguirá siendo parte importante de las películas de DC si mantienen sacando nuevas entregas.

En términos de acción, queda al debe. Esto es normal ya que, claramente Shazam está recién conociendo sus habilidades y viendo el potencial que tiene; entonces más que enfrentarse con confianza al enemigo, está temeroso de enfrentar a su enemigo intentando arrancar constantemente.

Las veces que se enfrenta de lleno al enemigo, no se genera un momento de acción que te haga sentir que la batalla sea épica; más bien te quedas esperando ese momento frenético de acción, donde quieres ver a Shazam utilizando sus habilidades que lo hacen casi invencible. Igual es normal que ocurra esto ya que, como mencionamos, está película nos muestra los inicios de Shazam en todo sentido, por lo tanto se entiende.

Tenemos toda la fe que, de sacar una secuela, está estaría llena de momentos chistosos y con muchísima más acción, con un Shazam que ya conoce a la perfección lo que es capaz de hacer. En fin, una película entretenida, donde hay varios guiños chistosos a algunos videojuegos, donde constantemente te ríes de las tonteras que hacen como niños que son pero carente de momentos de acción como muy bien ya lo hizo DC con Aquaman. Vale la pena ir a verla.

Solo cabe mencionar que el final, de verdad, hará explotar mentes con su desenlace, y por supuesto, siendo una película de superhéroe, no deben retirarse de la sala hasta terminados los créditos de esta, ya que contamos con 2 escenas adicionales… la primera al terminar la película y la segunda al terminar los créditos.

Yapo, déjanos un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.