Turquía se lleva el bicampeonato de la Just Dance World Cup 2018

En una reñida final contra Jordan Boury, Umutcan Tütüncü conquistó nuevamente la pista de baile en París.

Tras meses de intensa competencia y un emocionante desenlace, se llevó a cabo la gran final de la Just Dance World Cup este sábado 21 de abril en la París Esports Arena, lugar en el que Umutcan Tutüncü, Just Dancer originario de Turquía, se coronó una vez más como el campeón indiscutible de la contienda, al vencer en muerte súbita a Jordan Boury, el competidor francés.

El evento, que fue transmitido completamente en vivo en el canal de YouTube de Ubisoft, contó con la participación de Kimberly Wyatt, integrante de Pussycat Dolls y Zack Reece, coreógrafo de Janet Jackson, quienes fungieron como los jueces del campeonato y en sus palabras buscaban ver “sangre, sudor y lágrimas en la pista de baile” y “toda la pasión de los bailarines reflejada en sus rutinas”.

Los 18 competidores originarios de diferentes partes del mundo como México, España, Italia, Chile, Estados Unidos, y Reino Unido, por mencionar algunos; se enfrentaron en verdaderos duelos de baile en una doble ronda de eliminación en la que los contendientes que eran derrotados dos veces salieron de la competencia.

Umutcan Tutüncü, quien defendió su campeonato tras coronarse el año pasado, se mantuvo invicto durante las primeras rondas y pasó de manera directa a la gran final, mientras que el galo Jordan Boury tuvo la oportunidad de volver a la contienda tras derrotar a Joseph Cordero, representante de Estados Unidos en una apretada semifinal al ritmo de “Beep, Beep, I’m a Sheep”, en la que el voto decisivo lo tuvo Kimberly Wyatt, quien dio su punto al competidor local.

La gran final, disputada entre Umutcan de Turquía y Jordan de Francia, estuvo cargada de energía y fue musicalizada con los temas “I’ve Got a Feeling” de Black Eyed Peas, “Despacito” de Luis Fonsi y Daddy Yankee, “Footloose” de Top Culture y “Tumbum” de Yemi Alade.

Cabe mencionar que al haber llegado invicto a la gran final, Umutcan tenía un punto extra a su favor, ventaja que lo mantuvo a la cabeza tras conquistar la primera canción de la partida. Sin embargo, Jordan dio su mayor esfuerzo y lo venció en los dos siguientes temas con una interpretación apasionada y –en palabras de los jueces– “llena de sensualidad y entusiasmo” de “Despacito” y “Footloose”, por lo que ambos competidores tuvieron que darlo todo en la pista de baile en muerte súbita con “Tumbum”, cuyos ritmos africanos pusieron a bailar al público asistente y a los jueces.

Tras llevarse el punto de la consola y recibir confirmación por parte de los jueces, Umutcan Tutüncü se coronó bicampeón de la Just Dance World Cup, poniendo en alto a su país natal, Turquía.

Por su parte, la mexicana Ariadna Ramírez y el chileno Pedro Morales, tuvieron una destacada, aunque discreta participación en la competencia, siendo eliminados en las rondas preliminares y playoffs respectivamente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.